Así permitirá la conectividad celular alcanzar los objetivos fundamentales de IoT

4G5GInnovaciónMovilidad
0 0 No hay comentarios

Los expertos destacan, “en especial, la reducción de la complejidad y el costo de los dispositivos, mayor cobertura para soportar aplicaciones desafiantes y remotas, flexibilidad de despliegue, alta capacidad y larga vida de la batería”.

Las tecnologías LTE y 5G permitirán desarrollar “un ecosistema robusto” para el fenómeno de internet de las cosas, IoT o esa “red interconectada de objetos físicos que interactúan con las personas, con otros objetos físicos y con sistemas con la intención de beneficiar a la sociedad como nunca antes se ha hecho”.

Así lo determina un informe de la asociación 5G Americas titulado “LTE and 5G Technologies Enabling the Internet of Things”.

Desde 5G Americas apuntan que la conectividad celular servirá para resolver objetivos fundamentales de internet de las cosas, “en especial, la reducción de la complejidad y el costo de los dispositivos, mayor cobertura para soportar aplicaciones desafiantes y remotas, flexibilidad de despliegue, alta capacidad y larga vida de la batería”.

Así, el 3GPP ya habría avanzado en tema de redes y dispositivos, con mejoras en autonomía o soporte de múltiples conexiones, por ejemplo. También de cobertura y precio de los equipos.

Para seguridad, las comunicaciones eMTC y el NB-IoT soportarían autenticación, cifrado de datos y protección de señalización. Y, en lo que se refiere a la escalabilidad, 5G Americas recuerda que “las redes celulares se construyen para manejar enormes volúmenes de tráfico de banda ancha móvil” y, dado que “el tráfico de la mayoría de las aplicaciones IoT será relativamente pequeño”, acabará “fácilmente absorbido”.

Otras ventajas serían la interferencia predecible y controlada, el espectro bajo licencia, el uso eficiente del espectro para diferentes dispositivos, la posibilidad de atender aplicaciones con diversidad de necesidades en una sola red o el hecho de que “la industria celular móvil representa un ecosistema enorme y maduro, que incorpora proveedores de chips, dispositivos y equipamiento para redes, operadores, proveedores de aplicaciones y muchos otros”.

“En suma”, valora Vicki Livingston, encargada de Comunicaciones en 5G Americas, “las normas 3GPP apuntan a incorporar las innovaciones a las redes 4G existentes y a diseñar 5G desde el inicio de modo que un creciente abanico de servicios IoT pueda ingresar al mercado en el corto plazo sin extensas construcciones de redes”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor