Confirman la posibilidad de clonar un mamut lanudo por el buen estado de sus tejidos

CienciaInnovación
0 0 No hay comentarios

El año pasado se encontró en las islas Lyakhovsky el cadáver perfectamente conservado de un mamut lanudo que llevaba más de 43.000 años preservado por el hielo. Tras las investigaciones pertinentes el grupo de científicos que lo han estado analizando en una universidad siberiana han certificado que el buen estado de los tejidos blandos del animal prehistórico (incluso se extrajo sangre líquida) permitirían sin problemas reconstruir su ADN, lo que podría permitir clonarlo.

Corría el año 41.000 antes de Cristo cuando un mamut lanudo fallecía en una remota isla de lo que con los siglos terminaría denominándose Rusia. Por una serie de afortunadas circunstancias el cuerpo quedó extraordinariamente bien preservado hasta el punto de que los científicos del Laboratorio de Diagnóstico Clínico de la Universidad Federal del Noreste en Siberia han explicado que cuando lo encontraron el estado del cuerpo del mamut lanudo era asimilable al de un cuerpo que llevase tan solo seis meses sin vida.

Este extraordinario estado es el que ha permitido que los tejidos blandos pudiesen ser analizados ofreciendo datos que nunca antes se habían podido comprobar. Los tejidos mostraban claramente los vasos sanguíneos, con sus paredes prácticamente intactas así como los músculos y el tejido adiposo. Pero quizá lo más importante es la presencia de sangre en estado líquido y hemolizada a pesar de lo cuál se han podido detectar por primera vez eritrocitos.

insdie blood 2

Además el equipo investigador ha encontrado células del tejido linfático, el hígado intacto y hasta restos de la vegetación que ingirió en su última comida alojados en su intestino. El análisis de la sangre de este mamut indica que falleció de muerte no natural, probablemente por una caída en un agujero en el hielo, y que sufrió una agonía de entre 16 y 18 horas.

Con tal cantidad de tejido blando en excelente estado de conservación, la reconstrucción de su ADN no parece demasiado complicada y a partir de ahí existiría la posibilidad de clonar a esta mamut lanuda hembra. Las dificultades para ello (más allá del componente bioético) vendrían por una doble vertiente. En primer lugar habría que encontrar alguna célula viva, que sería el camino fácil. Si no fuera posible habría que tomar como base el ADN de la mamut y a partir del mismo crear ADN artificial que completase la información que falta. No sería algo sencillo puesto que según los cálculos de los especialistas podría hacer falta hasta 50 años para alcanzar con éxito ese logro.

mammoth

Y una vez solucionada esa cuestión aún habría que encontrar una madre biológica para este primer mamut clonado desde la noche de los tiempos. No es tan sencillo recurrir a una elefanta, puesto que  pesar de pertenecer a un tronco común son especies que se diferenciaron hace milenios.

Cuando todo esto estuviese solucionado gracias al avance de la Ciencia, es deseable que esos años se hubiesen aprovechado para mientras tanto determinar si es responsable/oportuno/pertinente/necesario/prudente… traer de nuevo a la vida a un animal extinto, además de valorar el impacto que tendría en la Naturaleza la inclusión de una especie que hace más de 40.000 años que no está sobre el planeta

Mientras llega (si es que lo hace) ese momento, la Ciencia dispone de un extraordinario hallazgo en el que encontrar información valiosisima sobre el pasado y quizá sobre nosotros mismos.

vINQulo

Siberian Times

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor