Conseguir Windows XP después del 30 de junio será una odisea

Sistemas OperativosSoftwareWorkspace

Los planes de Microsoft para impulsar de forma definitiva a Windows Vista harán muy complicado conseguir instalar XP de forma legal después del 30 de junio de 2008. Hay opciones, sí, pero no demasiado alentadoras.

En PC World han realizado un análisis de la situación que se producirá el 30 de junio, fecha límite a partir de la cual Microsoft dejará de proporcionar licencias de Windows XP a OEMs. Esta fecha límite se extiende hasta el 31 de enero de 2009 para los llamados ‘white box PC makers’, que disponen de licencias System Builder. Sin embargo, las condiciones serán las mismas en ambos casos, y los usuarios están comenzando a preguntarse qué pasa si quieren conseguir XP después del 30 de junio.

Los OEMs podrán seguir instalando Windows XP Pro – no la versión Home – a clientes que pidan 25 o más PCs. De hecho, estos sistemas vendrán instalados con Windows Vista Business o Ultimate, pero se les podrá realizar un ‘downgrade’ legal a Windows XP.

Si compras menos de 25 PCs, el OEM sólo puede instalar Vista, pero si la versión instalada es la Business o la Ultimate, tendrás derecho al downgrade si es que el fabricante del PC te lo quiere dar, algo que creemos que no será muy habitual.

Las empresas sí podrán acogerse a este plan, y aquellos que ya usaran Windows XP podrán hacerlo normalmente, pero ojo, el soporte para usuario final terminará el 14 de abril de 2009, mientras que las licencias de volumen y empresariales aún tendrán soporte hasta el 8 de abril de 2014. O sea, que si quieres poder descargar los parches que Microsoft vaya descargando después del 14 de abril de 2009 tendrás que comprar un plan de soporte especial.

Todo ello, cómo no, destinado a un único fin: conseguir que los usuarios se pasen a Vista como sea.

vINQulos

PCWorld

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor