Continúa el abandono de Twitter por parte de sus ejecutivos

Cloud
1 0 No hay comentarios

Hace unas semanas era en Yahoo donde se producía un éxodo de altos ejecutivos y ahora es en la red social de microblogging donde un número destacable de sus responsables de máximo nivel está abandonando sus cargos, en lo que podría indicar un momento más que complicado para la empresa que dirige Jack Dorsey.

En la última “remesa” quienes han abandonado sus puestos de gran responsabilidad en Twitter han sido Alex Roetter (jefe de ingeniería), Kevin Weil (jefe de producto), Katie Stantin (jefa de medios) y Skip Schipper (responsable de precursos humanos).

En gesto que probablemente quería ser tranquilizador pero que probablemente ha conseguido el efecto contrario, el fundador y actual consejero delegado de Twitter, Jack Dorsey, publicó a través de un tuit (cómo si no) que la marcha de estos altos ejecutivos se producía de forma voluntaria, aclaración necesaria (a juicio de Dorsey) ante los rumores de que se trataba de una cadena de despidos.

Lo cierto es que de los trece miembros que ocupaban puestos en la junta cuando Twitter salió a Bolsa actualmente sólo quedan (sobreviven, habría que decir tal vez) cuatro, herederos del equipo que comandaba el anterior CEO de Twitter, Dick Costolo, que abandonó la empresa tras una pésima gestión al frente de la misma.

La marcha de estos ejecutivos viene precedida por los malos resultados la pasada semana en los mercados bursátiles, envueltos en los rumores sobre una posible venta de Twitter, y aderezado todo ello con el fallo que tuvo lugar durante varias horas también la semana pasada.

El estancamiento en el crecimiento de Twitter es más que evidente. De los más de 18 millones de nuevos usuarios por trimestre del año 2012 se ha pasado a apenas 3 millones de nuevos usuarios durante 2015. Así el número total permanece diríase que anclado en los 300 millones de usuarios, a enorme distancia del otro gran referente en redes sociales, Facebook, con más de 1.400 millones de usuarios, mientras la red social del pájaro azul comienza a sentir la presión del dinámico crecimiento de las recién llegadas Instagram y Snapchat.

vINQulo

Reuters

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor