¿Cómo acertar al contratar un SEO con poca experiencia?

ExperienciaGestión EmpresarialMarketingPublicidadTrabajo

La demanda de expertos SEO no para de crecer y cada vez es más complicado contar un profesional con experiencia. ¿Cómo acertar al contratar un especialista con menos trayectoria?

Las empresas son cada vez más conscientes de la importancia que tiene el posicionamiento SEO y la repercusión que puede tener en los ingresos de su negocio. Por eso, los mejores especialistas en son muy demandados. Sin embargo, las compañías que requieren este tipo de servicios está en crecimiento, mientras que el número de expertos contrastados es limitado.

Afortunadamente, el mercado laboral es dinámico y hay muchos trabajadores que han detectado las buenas perspectivas que presenta esta actividad, por lo que está aumentando el volumen de personas que se están formando en posicionamiento SEO. El problema es que muchos de ellos están buscando su primera oportunidad o todavía tienen poca trayectoria a sus espaldas, por lo que es difícil valorar si serán capaces de obtener los resultados que esperamos.

Entonces, ¿cómo saber si acertamos al contratar a un experto SEO que apenas tiene experiencia? The Moz Blog ha recogido una serie de recomendaciones prácticas que pueden ayudar a elegir al candidato más adecuado para el desempeño de esta importante labor.

En primer lugar, hay que ver si es un candidato inquieto y aplicado en su formación. La labor del SEO es dinámica y evoluciona cada día, por lo que los mejores SEO son aquellos que están continuamente reciclándose, leyendo blogs especializados, asistiendo a conferencias y seminarios, discutiendo en foros, probando técnicas novedosas, etc. La mayor parte de esta formación se adquiere fuera del horario laboral, por lo que hace falta encontrar a alguien realmente diligente y activo, con interés en su enriquecimiento profesional.

Además, la persona a que se contrate debe entender que el SEO no es un fin en sí mismo, sino una herramienta para consecución de objetivos. Es decir, que no vale con utilizar determinadas tácticas para ascender en el posicionamiento a corto plazo, sino que hay que avanzar de la mano de las innovaciones del mercado digital. Y es fundamental que el SEO no se centre sólo en el motor de búsqueda, sino también en la conexión con los clientes y la conversión en ingresos.

También es importante que sepa escribir bien. No sólo va a tener que introducir elementos relevantes para los motores de búsqueda, sino que también se debe atraer a los usuarios. Si el currículum vitae o los correos que intercambiemos con el candidato contienen errores ortográficos, tipográficos o gramaticales, puede ser una circunstancia que le descarte. Indica cuál es su nivel atención al detalle y seriedad. Un buen SEO no debería necesitar que estemos pendientes de supervisar su trabajo.

Asimismo, es relevante que tenga capacidad de pensar críticamente y que sepa usar los datos para tomar decisiones. Y es fundamental que sea un internauta activo. Si no conoce la red, será difícil que comprenda cómo sacar el máximo partido y cómo orientar su trabajo. Una presencia activa en internet demuestra preocupación por el medio online, una premisa importante para que se despierte el interés en el marketing digital.

Por otra parte, al carecer de una trayectoria específica como experto SEO, es valorable la experiencia previa en otros campos. En este sentido, serán especialmente apreciables los perfiles que provengan del ámbito del marketing, publicidad, relaciones públicas, API, desarrollo o diseño web y redacción de textos web.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor