Corbacho intenta reformar la legislación sobre los ERE tras un mes negro

DespidosEmpresasGestión Empresarial

El balance de despidos en enero en el sector TIC deja un balance de más de 80.000 empleos menos.

La eliminación de puestos de trabajo entra pisando fuerte al comienzo del nuevo año 2009. En sólo el primer mes del año la cifra de despidos anunciada en sector tecnológico afectará a unos 83.668 trabajadores a nivel global, según se desprende de la información publicada por Silicon News durante este período.
La imperiosa necesidad de las empresas de reducir gastos y la caída de los beneficios a escala mundial continúa con una tendencia ascendente heredada del año previo. Si ya la recta final de 2008 contó con la eliminación de más de 90.000 puestos de empleo, este mes de enero casi se equipara esta cifra en un periodo de tiempo mucho más reducido.

Unas 23 empresas han reducido su plantilla en mayor o menor medida. El número despidos realizados por empresa oscila entre 1.000 y 8.000; como TDK con 8.000 despedidos, Intel y Philips ambas con 6.000, Microsoft y Ericsson, las dos con 5.000, Texas Instruments y Corning con 3.500.

La compañía que ha batido el record de supresiones este mes ha sido Nec con un recorte 20.000 trabajadores y la que ha aplicado un saneamiento más moderado proporcionalmente ha sido Google con sólo 100 despidos en su sección de recursos humanos.

Reformar ERE

Aunque estas cifras son globales la situación no es mucho más positiva en España donde el sector TIC es uno de tantos que se resienten de la crisis.
De hecho, desde la Administración central, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha tomado cartas en el asunto y acaba de anunciar una reforma de la legislación de los ERE para ser aprobada antes de dos meses y paliar así los efectos de esta multiplicación de despidos a tiempo.
Esta reforma se centrará en aumentar los derechos de las personas mayores de 50 años afectadas por los saneamientos de personal y alargar así la edad activa hasta los 65 años e incluso prolongarla. “En este país parece que a partir de los 50 años ya no se sirve absolutamente para nada” arguye Corbacho en declaraciones recogidas por El Periódico de Catalunya.
Asimismo, el ministro ha desvelado su objetivo de evitar que la cifra de parados llegue hasta los cuatro millones. “Estamos trabajando con los sindicatos para llegar a un principio de acuerdo sobre la garantía de la protección social y acotar las condiciones por las que una persona puede acabar en la exclusión social”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor