Corea del Norte niega estar detrás del ciberataque de Sony Pictures

Empresas

El régimen dictatorial de Kim Jong-un afirma que desconoce dónde está ubicado Sony Pictures en América ni por qué motivos la compañía se ha convertido en el blanco de este ataque.

Ayer, el Gobierno de Corea del Norte negó haber orquestado el hacking efectuado sobre Sony Pictures, tal y como se sospechaba tras una investigación puesta en marcha por el FBI.

El gobierno del régimen dictatorial de Kim Jong-un estaba en el punto de mira de este ataque como represalia a la decisión de la productora de emitir una comedia sobre un complot para asesinar al líder norcoreano.

“No sabemos dónde está ubicado Sony Pictures en América ni por qué motivos se ha convertido en el blanco de este ataque”, ha afirmado un portavoz de la Comisión de Defensa Nacional a la agencia de noticias estatal, tal y como recoge CNet.

Los hackers vulneraron los sistemas informáticos de Sony Pictures y después filtraron miles de documentos internos sobre contratos y datos personales de figuras del cine y la televisión en Internet. También se han requisado películas del estudio previstas para su emisión y otras han sido pirateadas online.

El ciberataque ha llegado en un mal momento para Sony, que trata de reponerse de pérdidas trimestrales continuadas y de salir a flote en el competitivo mercado móvil.

El grupo Guardians of Peace había reclamado la autoría de los hechos solicitando un conjunto de concesiones por parte de la empresa. Las últimas pistas conducen a que el ataque pirata se produjo desde un hotel de lujo en Bangkok (Tailandia), como ha recogido hoy la agencia Bloomberg.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor