Corea del Sur gastará 1.500 millones en 5G, 1.000 veces más rápida que 4G

Cloud

En nuestro país acaba de llegar y de hecho no está disponible en grandes áreas sino más bien en pequeños reductos geográficos, pero el presente de la conectividad de datos a alta velocidad pasa por las siglas 4G. Mientras esto sucede aquí en el otro extremo del mundo ya han fijado la (abultada) cantidad de millones de que van a destinar a la implantación de la siguiente generación en este campo.

Nada menos 1.500 millones de dólares (o más bien su equivalente en wons, la moneda de Corea del Sur) se emplearán en convertir ese país en la nación más conectada (y a más velocidad) del mundo. Se trata de la conexión 5G, una red que permitirá acceso a la Red a velocidades entre 10 y 1.000 veces más rápido que el actual 4G. Estaríamos hablando de entre 100 y 1.000 Mb por segundo.

Con esa capacidad podría descargarse un episodio de una serie de TV en un par de segundos.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones aún no ha establecido el estándar 5G de manera oficial por Luque sus características, especificaciones y capacidades técnicas aún no están fijadas y el proyecto surcoreano estaría empleando esa denominación de manera provisional aunque probablemente el estándar final no sea demasiado diferente de las intenciones que tienen en Corea del Sur, donde con LG y Samsung aportando una buena parte del producto interior bruto parece clara la apuesta por situarse a la vanguardia tecnológica mundial.

El pasado año Samsung realizo con éxito ensayos de “5G” logrando transmitir 1Gbps a 2 kms de distancia de manera inalámbrica. El estándar 5G podría quedar oficialmente establecido entre 2015 y 2016 y mientras tanto el gobierno surcoreano quiere ir adelantando tareas a fin de contar en 2017 con una red 5G en proceso de implantación nacional y que pudiese ofrecer servicios comerciales antes de que finalice 2020.

Por ahora el único límite a una red 5G tiene que ver con la posibilidad de interferir otras bandas del espectro radioeléctrico, además de la cuestión relativa al consumo energético, que se calcula muy elevado para este tipo de tecnología.

El ancho de banda disponible en el cada vez más saturado espectro radioeléctrico encontraría otro obstáculo en el caso del 5G puesto que se trataría de una frecuencia (30-90 MHz) muy sensible a la presencia de obstáculos que atenuarían la señal

vINQulo

Extremetech

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor