“El correo electrónico no está muerto, está más vivo que nunca”

Empresas

Walter Harp, director general de producto de Hotmail a nivel mundial, asegura que las redes sociales no acabarán con el email, y comenta, durante su visita a Madrid, que Hotmail no quiere ser el correo de las empresas.

“La gente sigue usando el correo electrónico, y lo hace cada vez más”. Así de claro se ha mostrado esta mañana Walter Harp, director general de producto de Hotmail a nivel mundial, durante su visita a Madrid, en la que ha aprovechado para reflexionar en torno al panorama actual del correo electrónico y su relación con las redes sociales con un grupo de periodistas.
Harp ha echado mano de cifras para justificar su postura frente a quienes defienden que las redes sociales están acabando con el uso del correo electrónico en el ámbito personal. “Cada vez más personas lo utilizan. Al día se envían 8.000 millones de correos electrónicos en el mundo“, estableció.
El directivo proporcionó algunos datos curiosos, como una encuesta realizada en Estados Unidos en la que se señala que el 71% de los ciudadanos preferiría el correo a las redes sociales si sólo pudiesen tener una única forma de comunicarse por Internet.
Pero Harp también fue claro y reconoció que el uso del correo se encuentra con un importante enemigo: el spam. Para el 60% de los usuarios, los correos no deseados son la principal molestia que sufren a la hora de utilizar el correo electrónico.
En este sentido, el directivo reconoció que en 2006 el 35% de los correos que llegaban a la bandeja de entrada de los usuarios de Hotmail eran spam. Se trataba de un hándicap importante, por lo que Microsoft ha trabajado muy duro en este aspecto y en la actualidad el porcentaje de correo no deseado se sitúa en el 4%.
Harp también señaló que quizá uno de los mayores problemas en la actualidad es que la gente llena sus bandejas de entrada de correos que parecen spam, en el sentido de que no son deseados, pero que son legítimos.
Son todos aquellos que envían las empresas -emailings…- con los que en algún momento se ha tenido contacto comprando algo, y a los que -generalmente sin darse cuenta- el mismo usuario ha dado permiso para su recepción. Este tipo de “correo gris” supone el 14% de la bandeja de entrada.
Por último, Harp reconoció que Hotmail quiere posicionarse como correo para el usuario y que, al contrario que otros competidores, no está interesado especialmente en abordar el ámbito corporativo, haciendo alusión a Gmail.
 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor