Correos renueva su apuesta tecnológica en Internet

Empresas

Web más accesible, servicios electrónicos y canales sociales formarán parte de la nueva oferta de Correos.

El pasado mes de abril Correos anunció  que necesitaba apostar por nuevos mercados y adecuar sus gastos al descenso de la actividad postal y a la competencia generalizada del uso de dispositivos electrónicos para enviar mensajes interpersonales.

Ahora, la compañía postal pública llevará a cabo una inversión de unos 500 millones de euros para establecer un nuevo plan estratégico durante los próximos cinco años y en el que optimizar su gestión interna, modernizando sus sistemas informáticos y adentrándose en el mundo online con servicios electrónicos, se sitúa en el primer plano.

La partida presupuestaria destinada a estos fines tecnológicos será de unos 200 millones de euros, según ha manifestado Javier Cuesta, presidente de  Correos. “Unas 300.000 personas visitan diariamente la red de oficinas postales, por lo que éstas deben estar preparadas para realizar con agilidad las operaciones y transacciones informáticas”.

Asimismo, entre las iniciativas que el operador prevé inaugurar en el corto plazo destacan la puesta en marcha de una nueva página web más accesible y que potencie el canal online y el lanzamiento de una campaña informativa a través de Google y Facebook.

La articulación de un servicio de envío de notificaciones electrónicas oficiales a través del móvil y la implantación de una tarjeta de fidelización con la que los clientes puedan realizar pagos en sus oficinas, completan el programa de cambios estructurales para modernizar la empresa.

“El objetivo es aprovechar nuestras fortalezas para convertirnos en el mejor proveedor de servicios de comunicación físicos y electrónicos del mercado español”, ha declarado Cuesta a Europa Press.

Según Correos, desde 2007 los envíos postales han bajado un 24,8%. Internet abre, sin duda, un nuevo abanico de posibilidades al operador y a los usuarios.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor