Cozy Room, tu espacio de aislamiento personal

InnovaciónInvestigación y Desarrollo

A veces un poco de privacidad nunca viene mal. Tener tu propio espacio, un mínimo reducto de aislamiento rodeado de tus objetos favoritos, un sillón cómodo, una pantalla para ver unas pelis, navegar por Internet o echar una partidita con la consola… y no siempre puedes recurrir a una habitación. Es el momento de que aparezcan las cápsulas Cozy Room, que como podrás comprobar en las fotografías que te mostramos a continuación permiten intimidad en una miniguarida que ocupa un espacio compacto.

Puede ser una buena idea para quien convive en viviendas donde debe compartir áreas de recreo y esparcimiento o incluso el dormitorio. O una solución para determinados desempeños laborales e incluso para disponer de unos minutos de asueto en medio de la jornada de trabajo.

Un sillón deslizable funciona al mismo tiempo como puerta de acceso al interior de esta cápsula de ocio y/o productividad en aislamiento personal que supone Cozy Room (sala acogedora). Con un escritorio sobre el que colocar el teclado, un ordenador y una pantalla LCD podemos trabajar, navegar por la Red, jugar, ver una película… completamente aislados y sin interferencias ajenas.

cozy room 1

Al aproximar el sillón deslizante hacia el interior la propia parte trasera queda encajada en el habitáculo, cerrándolo y favoreciendo así la ansiada intimidad.

cozy room 2

En los laterales interiores hay unas estanterías en las que aguardan nuestras más preciadas posesiones, aquellas con las que deseamos pasar nuestros momentos de soledad. Puede tratarse bien de una colección de figuras de la familia Skywalker y compañía, y Cozy Room servir (tematizándolo) como reducto rebelde/imperial (a gusto de cada cual) en el que disfrutar del Universo fílmico y literario de Star Wars; podemos exponer nuestras preciadas maquetas de aviones y encerrarnos para experimentar nuestra propia cabina de vuelo con simuladores de combate, o aprovechar que por fin nos hemos decidido a escribir esa novela que lleva años rondándonos la cabeza y ocupar las estanterías con libros de consulta, diccionarios y obras de referencia, y tener ante nosotros un ordenador (mejor sin conexión a Internet) para que nada nos distraiga.

cozy room 3

Como puede comprobarse por las fotografías, en Cozy Room el espacio está pensado exclusivamente para un ocupante (olvídate de ver una película con tu pareja) y para estar sentado (olvídate de echar la siesta… al menos tumbado). No se puede tener todo.  Sus dimensiones son de 205x120x120 cms aunque hay que dejar el espacio suficiente como para que el sillón deslizante salga el interior y permita el acceso, y llegado el caso cuando queda desocupado el habitáculo el módulo del asiento puede llegar a penetrar el conjunto por si fuese necesario disponer de más espacio en el exterior.

cozy room 4

Desde luego no puede decirse que sea una solución muy indicada para aquellos que sufran de claustrofobia pero por contra todos aquellos que encuentren agradable el recogimiento que proporciona esta cápsula encontrarán una solución idónea.

Por ponerle alguna pega (ya sabes que siempre hay alguna pega) deberíamos detenernos en que a pesar de contar con rejillas de ventilación Cozy Room no cuenta con instalación de calefacción ni de aire acondicionado (quizá más importante esto último) y que la gran barrera estriba en el precio que piden sus fabricantes: 5.880 €. Este es el momento en el que coges el catálogo de IKEA y empiezas a sacar cuentas de lo que costaría un par de estanterías, un escritorio, un sillón y algún tablero adicional.

vINQulo

Kagu Cozy

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor