KeeLoq, el antirrobo de automóviles, hackeado

Seguridad

Un grupo de investigadores israelíes y belgas encontró una vulnerabilidad en el algoritmo utilizado por el sistema digital antirrobo de numerosos vehículos incluyendo modelos de Honda, Toyota, Ford, General Motors, Mercedes Benz y Jaguar.

La tecnología KeeLoq licenciada por Microchip Technology para fabricantes de automóvil y otras entidades, está considerada sumamente segura. Cada llave tiene una clave única formada por billones de combinaciones y controla la apertura y cierre de los vehículos, su inmovilización o el sistema de alarma.

Sin embargo, después de que información reservada de KeyLoq fuera filtrada en una web rusa de hacking, los investigadores citados de diferentes universidades comenzaron a examinar el sistema en busca de vulnerabilidades.

En solo cinco días tenían listo el primer ataque que utilizaron contra la llave digital inalámbrica, consiguiendo 36 de los 64 bits totales que posee la clave.

Teniendo esos 36 bits – que son comunes para un mismo modelo de automóvil – el resto es fácil de conseguir explorando una llave en particular, codificando los datos en un dispositivo remoto y tomando desde el mismo el control total del coche.

Los investigadores no harán público sus investigaciones hasta que Microchip analice los resultados del informe, cuyos responsables de momento han declinado hacer declaraciones.

vINQulos
Wired

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor