Crakean un filtro anti-porno de 84 millones de dólares

Seguridad

Poco menos de 30 minutos y unos cuantos clic de ratón le costó al australiano Tom Wood desactivar el millonario filtro que había sido encargado por su gobierno federal.

Además el joven de 16 años declaró que: “era terrible el dinero gastado porque podían haber conseguido un filtro mucho mejor en su país de residencia en vez de encargarlo a una empresa extranjera”.

La ministra de comunicaciones australiana Helen Coonan, ha perdido una buena oportunidad para callarse después del bochornoso suceso, declarando que su gobierno “preveía que algún chaval sería capaz de saltarse la protección”. Seguro que no costea de su bolsillo el inútil proyecto.

vINQulos
Newlaunches

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor