Crece el nivel de fraude bancario en EEUU con la llegada de Apple Pay

AutenticaciónSeguridad

Los delincuentes efectúan sus fraudes principalmente en tiendas de Apple con un ID y detalles de la tarjeta de crédito robados.

Cerca de 2 millones de estadounidenses ya utilizan el sistema de pagos móviles Apple Pay.

Los delincuentes en EEUU están empleando esta nueva modalidad de pago para comprar bienes de alto valor -a menudo de las tiendas de Apple- con identidades (ID) robadas y sustrayendo datos de las tarjetas de crédito.

Estos artículos de alto valor después pueden venderse por dinero en efectivo.

El método de los delincuentes no es vulnerar el cifrado de seguridad en torno a Apple Pay, sino crear nuevos iPhones con información personal robada y luego llamar a los bancos para disponer de la tarjeta de la víctima y usarla.

El fraude a través de Apple Pay está alcanzando pérdidas millonarias, según fuentes del sector han apuntado a The Guardian.

El valor esperado del fraude utilizando ID robadas se espera que alcance este año en el sector retail estadounidense alrededor de 5.000 millones de dólares a través del pago con smartphones.

A los bancos les ha pillado por sorpresa este nivel de fraude. Algunos están luchando para garantizar una mejor verificación y sistemas de control.

La semana pasada JP Morgan reveló ante los inversores que más de 1 millón de clientes han añadido el servicio de Apple Pay a sus pagos con tarjeta de débito y crédito.

Apple Pay se ha convertido en el método predominante de pagos móviles en EEUU, desplazando a Google Wallet, que se lanzó en 2011 pero cuya aceptación ha sido muy baja.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor