Crece la tensión entre Microsoft e Intel

ComponentesWorkspace

Unas declaraciones realizadas por una ejecutiva de Intel en las que aseguraba que la versión de Windows 8 para ARM no sería compatible con software antiguo han provocado la respuesta airada de Microsoft, que les acusa de confundir a los usuarios.

Ayer mismo comentábamos la información facilitada por Reneé James, vicepresidenta de software de Intel, según la cual, Windows 8 tendría cuatro versiones para ARM incompatibles con el software de versiones anteriores además de otra versión para PCs con chips de Intel que sí funcionará con programas antiguos.

Estas declaraciones no han gustado nada en la casa de Redmond y sus portavoces no han tardado en pronunciarse públicamente para asegurar que se trata de datos “inexactos” y engañosos que pueden “conducir a error”.

“Desde la primera demostración de Windows en SoC hemos sido claros sobre nuestros objetivos”, señalan desde la compañía.

Recordemos que durante la presentación de Windows 8, la firma de Redmond explicó que su estrategia se centraría en dar soporte a las plataformas ARM de Nvidia, Qualcomm y Texas Instruments, aunque sin dar de lado los procesadores x86 y x64 pero no dieron más detalles sobre compatibilidad con software anterior.

Microsoft se ha limitado a desmentir a Intel sin explicar cuáles son sus verdaderos planes.

Mientras, Intel ha hablado largo y tendido sobre su apoyo a Linux, promocionando las alternativas que ofrece este sistema operativo abierto. La portavoz de la compañía ha recordado que Intel es “un definidor clave de la evolución de Linux” y ha resaltado la presencia de este SO en el mercado de servidores y de centros de datos.

 

 

vINQulos

Business Insider, The Inquirer.net

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor