CreoPop, la competencia de 3Doodler con resina sensible a la luz

Empresas

El año pasado, en medio del “redescubrimiento” de las impresoras 3D, apareció 3Doodler, un bolígrafo que en lugar de tinta usaba filamento de plástico termosensible como ellas. Ahora llega CreoPop, que en este caso opta por las resinas sensibles a la luz ultravioleta.

La idea de CreoPop es hacer un sistema más sencillo y seguro de utilizar que 3Doodler, gracias a que en lugar de calor, tan sólo necesita luz ultravioleta, lo que lo hace más manejable, predecible y con un consumo muchísimo menor.

[youtube width=”580″ height=”344″]https://www.youtube.com/watch?v=yAENmlubXqA[/youtube]

Al usar resina líquida, no necesitas tener el filamento cargado y saliendo por el otro extremo, lo cual hace más cómodo su uso, pero también es cierto que el depósito para la resina ocupa bastante y hace que CreoPop sea sensiblemente más grande que un bolígrafo.

El dispositivo en sí cuesta 89 dólares con cinco cartuchos de resina, y la resina 2 dólares para la normal y 3 dólares para la que tenga características especiales, como brillar en la oscuridad, ser magnética, conductiva y hasta para pintura corporal. Cada cartucho da para 14m con un diámetro de 3mm.

Por ahora está pendiente de salir su campaña de crowdfunding en IndieGogo y se comenzará a enviar en el primer trimestre de 2015.

vINQulos

CreoPop

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor