Cristina Garmendia: ladrillo por innovación

Empresas

La nueva ministra de Ciencia e Innovación, que ya cuenta con el beneplácito de AETIC y Asimelec, se enfrenta al reto de lograr una inversión en I+D+i del 2,2%.

El pasado sábado se acabaron las especulaciones y se conoció al fin el nuevo cartel de ministros que conforman el Ejecutivo Zapatero para la legislatura 2008/2012.
El sector tecnológico español estaba a la espera de conocer si finalmente se atendían sus peticiones y se volvía a crear un ministerio específico para la I+D+i. Las quinielas apuntaban a Miguel Sebastián, antiguo Director de la Oficina Económica de la Moncloa en la pasada legislatura y aspirante socialista a la alcaldía de Madrid en las elecciones municipales de 2007. Pero finalmente ha sido una mujer la que se ha llevado el gato al agua. Se trata de Cristina Garmendia Mendizabal (San Sebastián, 1962) que durante los próximos cuatro años estará al frente del nuevo Ministerio de Ciencia e Innovación.
Un nuevo ministerio que tendrá el objetivo de sustituir el ladrillo y la excavadora por la innovación y la tecnología como motor económico y que contará con competencias en materia de universidades, investigación científica, desarrollo tecnológico e innovación en todos los sectores. Asimismo, se coordinarán los organismos públicos de investigación de titularidad estatal.
Garmendia, que cuenta con un currículum laboral excelente, es una eminencia en el campo de la biotecnología estatal: doctora en Biología Molecular, es la fundadora y presidenta de Genetrix, una corporación empresarial del sector biofarmacéutico que trabaja con células madre. Ahora, en cambio, tendrá que demostrar que además de buena profesional es buena política.
La bióloga donostiarra se enfrenta a dos retos principales como ministra: reformar la Ley de la Ciencia y lograr que la inversión global pública y privada en I+D+i llegue al 2,2 por ciento del PIB en 2011 (el 55 por ciento del sector privado). La Administración General del Estado se ha propuesto destinar en la presente legislatura más de 47.700 millones de euros al VI Plan Nacional de I+D+i 2008/2011.
Todavía quedan varios aspectos que aclarar, como la coordinación entre Industria, ministerio dirigido por Miguel Sebastián, y Ciencia e Innovación. Pero lo que parece tener claro la economía española es que ya es hora de cambiar el modelo del dinero fácil del ladrillo pero un modelo con las bases mucho más sólidas como el de la investigación, el desarrollo y la innovación.
 
AETIC y Asimelec, conformes con la nueva ministra
Por el momento, las dos patronales del sector TIC español, AETIC y Asimelec, ya han mostrado su satisfacción por la creación del ministerio porque “la innovación es hacia donde debe orientarse la economía”, para lograr así una “estructura económica basada en el conocimiento”, según han declarado sus dirigentes.

  • Artículo de opinión de Martín Pérez, presidente de Asimelec, en Vnunet.es.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor