¿Cómo llamar a su start-up? El crowdsourcing se lo dirá

EmpresasStart-Up

El crowdsourcing permite conseguir nombrar a una compañía de forma rápida, imaginativa y económica.

“Las nuevas empresas necesitan nuevos métodos de trabajo”. Eva Missling es la fundadora y CEO de 12designer.com, una compañía de bramding y comunicación que ha roto con el tradicional método de creación de marca o de campañas de publicidad para dar el salto a la filosofía 2.0.

Su apuesta es el crowdsourcing: un sistema de intercambio de ideas que une el brainstorming, la puja de una subasta o la multiplicidad de elecciones. El cliente cuenta al mercado lo que necesita y recibe varias propuestas sobre las que podrá elegir de forma rápida.

“El crowdsourcing es rápido y ágil: permite a una start-up publicar un proyecto de naming, pongamos, un viernes, tener ya el lunes más de 30 propuestas“, continúa Missling. “Para nuevos negocios, esto supone que pueden tener en una semana un nombre, un logotipo y un creativo ya localizado para seguir trabajando en adelante”.

La compañía, ella misma una start-up, tiene en las empresas de nueva creación uno de los principales nichos de su mercado. El próximo 15 de julio celebrará el Start-Up Day, que posibilitará que todas las compañías emergentes publiquen su proyecto “sin coste alguno”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor