Cuando el Wi-Fi gratis puede terminar en estafa

Redes inalámbricasSeguridad

Desde Kaspersky Lab advierten del peligro de usar soluciones inalámbricas en lugares públicos sin preocuparse de cómo se realiza la conexión y qué ocurre al final con las contraseñas de acceso.

Aunque su impacto se estaría produciendo en Rusia, existe una nueva amenaza de seguridad que debería llevar a la reflexión del resto de usuarios en otras partes del mundo.

Y es que nunca se sabe cuándo le puede tocar a los demás, esto es, cuándo una campaña o una forma de actuación no segura se puede imitar para acaba extendiéndose a otros países.

Según ha explicado los expertos en seguridad de Kaspersky Lab, la firma rusa Smart WiFi estaría ofreciendo conexión inalámbrica libre de costes a los clientes de cafeterías, que lo único que tienen que hacer es conectarse usando las credenciales de acceso a la red social VKontakte.

El caso es que esta conexión no se realiza de forma realmente protegida y cifrada. En vez de llevarse a cabo directamente a través de la plataforma de VKontakte, dicen los profesionales, se materializa en la propia web de Smart WiFi.

¿Qué quiere decir esto? Que en la práctica se comparte la contraseña con el proveedor, que acaba aprovechándose de los datos recibidos para insertar anuncios y hasta una aplicación un tanto invasiva que no alertaría al usuario de su instalación.

Desde Kaspersky Lab advierten de que esto, además, deja en claro peligro a los usuarios, porque una acción de ciberdelincuencia podría hacerse con sus datos personales. Y hasta se baraja el uso de phishing para estafarlos.

Así las cosas, los expertos recomiendan ser especialmente cautelosos cuando se usan conexiones de Internet compartidas y en lugares públicos. También dan claves para reconocer páginas web seguras, como fiarse sólo de las que usan HTTPS o el símbolo del candado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor