Cuando Facebook es el enemigo

Empresas

Porsche ha prohibido a sus empleados utilizar la red social para evitar el espionaje industrial.

Los recientes intentos de la red social por excelencia para blindar la seguridad de sus usuarios no parecen haber convencido a todo el mundo. Según informa hoy Bloomberg, la marca de automóviles Porsche AG ha bloqueado el acceso a redes sociales como Facebook o su “competidora” europea Xing para evitar fugas de información de sus prototipos y problemas relacionados con el espionaje industrial, una lacra que puede suponer millones de pérdidas para las industrias altamente relacionadas con la ingeniería.
No es la primera vez que Facebook se pone en el punto de mira como consecuencia de sus “relajados” estándares de seguridad. En mayo la compañía acordó dar más poder a los usuarios a la hora de controlar su configuración de privacidad. Pero no siempre llueve a gusto de todos: las autoridades estadounidenses reclaman ahora acceso a los mensajes enviados a través de la plataforma arguyendo motivos de seguridad nacional, mientras que algunos legisladores siguen reclamando una mayor atención al almacenamiento de datos personales.
La noticia podría haber llegado a la alemana Porsche, que, según ha afirmado su portavoz, Dirk Erat, estaría preocupada por este acceso de los servicios de inteligencia extranjeros a los posts de Facebook que pudieran contener información “confidencial”, exponiendo al fabricante a los ojos de testigos no deseados
En palabras de Erat, bloquear el acceso a determinadas plataformas web, entre las que se incluye EBay, “forma parte de la política de la empresa para evitar una potencial amenaza“.
 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor