Cuando la máquina pone en peligro el trabajo del hombre [Galería]

Empresas

Aunque la evolución de la tecnología es vital para mejorar la productividad de muchos negocios, también está amenazando la supervivencia de ciertas profesiones. ¿Sabes cuáles?

El perfeccionamiento de los entresijos que sustentan a las máquinas actuales, con modelos cada vez más inteligentes y resolutivos en todas y cada una de las tareas que se les comanda, tiene sus pros y sus contras.

Fuente-Shutterstock_Autor-josefkubes_robotEn el lado positivo se encuentra, por supuesto, el hecho de que estas máquinas liberan al hombre de funciones que pueden resultar engorrosas o que incluso ponen en peligro su integridad física. Unas funciones que hasta el momento se encargaba de llevar a cabo el ser humano porque era el único capaz de hacerlo.

Los artilugios tecnológicos sirven de ayudantes o de mero complemento. Pero, por otro lado, su existencia no es vista con buenos ojos por todo el mundo, ya que entra en conflicto con la pervivencia de ciertos puestos de trabajo.

Hablamos del viejo miedo a que las máquinas sustituyan a las personas. Y es que a pesar de que la tecnología está generando nuevos empleos, desde especialistas en Big Data a los cada vez más demandados directivos de Internet, también está dando al traste con otros.

Así os lo cuentan nuestros compañeros de Silicon News al hacerse eco de una infografía de CIPHR sobre los “10 empleos en peligro de extinción por culpa de la tecnología”. Nosotros ampliamos la lista de CIPHR al sumar otros diez candidatos a la desaparición.

Si estás barajando tus posibilidades de futuro profesional, quizás deberías descartar primero las siguientes opciones, por lo que pudiera ocurrir en esta cruda lucha entre hombre y máquina:

TrabajoMaquinas

Image 1 of 20

Empleado de videoclub
Las cintas VHS ya pasaron a la historia… y los DVDs sobre películas recién estrenadas y series de moda van por el mismo camino. Con la popularización de los sistemas de streaming de vídeo y la puesta en marcha de videoclubs online, ¿quién seguirá visitando los videoclubs físicos?
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor