¿Cuánto cuestan las piezas de un Galaxy S5?

Movilidad

Estamos acostumbrados a que los iPhones de Apple tengan un gran margen entre el coste de sus piezas y su precio final, sobre todo si ponemos más memoria. ¿Qué ocurre en esta ocasión con el Samsung Galaxy S5?

Curiosamente los terminales de Samsung cada vez son más caros de fabricar, al menos en cuanto al coste de componentes, mientras su precio al público sólo ha subido 10 dólares. Algo que no ocurre con los iPhones, con el precio más caro y uno de los costes en materiales más bajos de las gamas altas.

El iPhone 5S de 32GB alcanza la cifra de 749 dólares con un coste de piezas de 207 dólares, diferencia que con la versión de 64GB se dispara. Mientras que el Samsung Galaxy S5 de 32GB vale 649 dólares con un coste de 251,52 dólares, frente a los 236 del S4.

Algunos de los componentes que hacen que el coste aumente, son la pantalla de 5,1″ AMOLED Full HD, con un precio de 63 dólares, y el SoC Qualcomm Snapdragon 801 de 41 dólares. Las cámaras de 16 y 2MP salen por 18,70, las dos baterías de 2.800mAh por 11 dólares, el módulo Wi-Fi/BT por 9, y el pulsómetro óptico por 1,45 dólares.

Vale, hay que tener en cuenta que este precio no incluye el diseño, la fabricación, la distribución ni el marketing, pero si estimamos que la fabricación supone unos 5-8 dólares y que los costes de ingeniería para crear un nuevo smartphone suelen rondar los 30 millones de dólares, nos deja con que los márgenes de beneficio de Samsung podrían estar en torno al 20% y los de Apple rondarían el 40%, puede que más.

Eso sí, la guerra de patentes, cada vez más recrudecida, podría multiplicar los gastos por licencias y royalties en smartphones y tablets, haciendo que puedan llegar hasta suponer entre un 10 y un 20% del precio final del dispositivo. ¿Parará alguien esta locura?

vINQulos

ArsTechnica

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor