Cuatro grandes se unen para crear el primer Código de Ética de Internet

Empresas

Microsoft, Google Yahoo! y Vodafone buscan proteger la libertad de expresión y la libertad de los usuarios

Cuatro de las empresas tecnológicas más importantes del mundo, Microsoft, Google, Yahoo! y Vodafone, han decidido unirse para desarrollar el primer Código de Ética de Internet, que tendrá como principal objetivo servir de base para la protección de la libertad de expresión y la privacidad de los usuarios. Para esto, estas empresas junto con varias organizaciones de derechos humanos van a redactar un texto, que podría estar listo a finales de este mismo año.
Las empresas promotoras afirman que el código será un marco que obligará a las compañías a rendir cuentas de las acciones que hacen en las áreas de libertad de expresión y privacidad de derechos. Además, con este código se contrarrestarían tendencias como el incremento del encarcelamiento de periodistas de internet, la vigilancia de la actividad legítima online y la censura.
Además de Google, Microsoft, Yahoo y Vodafone también participan en la puesta de este código asociaciones como la Harvard Law School, Business for Social Responsibility, Electronic Frontier Foundation, Human Rights Watch y Reporteros sin Fronteras.
Las negociaciones y reuniones iniciales han sido lideradas por el Centro para la Democracia y la Tecnología, con sede en Washington, y la asociación sin fines de lucro San Francisco Business for Social Responsibility.

Leslie Harris, representante del Centro para la Democracia y la Tecnología, aseguró que “las compañías tecnológicas han desempeñado un rol vital construyendo la economía y proveyendo herramientas importantes para la reforma democrática en los países en desarrollo. Pero algunos gobiernos han encontrado formas de volver la tecnología contra sus ciudadanos, vigilando actividades legitimas online y censurando material democrático”.
Por su parte, Microsoft, otro de los integrantes de este acuerdo, asegura que el impulso del código responde a la voluntad de desarrollar los principios compartidos que maximizan el valor de Internet para los usuarios individuales, incluyendo las protecciones básicas para la privacidad, la libertad de la expresión y el intercambio de la información, y a establecer un proceso que haga que los participantes de la coalición sean los propios responsable de mantener esos principios.
Esta iniciativa surge en un contexto en el que algunas de las empresas participantes han estado recientemente cuestionadas por facilitar herramientas que permiten a los Gobiernos censurar la información o hacer monitorizaciones de las actividades de sus ciudadanos en Internet, como ha sido el caso de Google y Yahoo! en China.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor