Cursillo acelerado sobre redes sociales

Cloud

¿Quieres potenciar tu negocio abriendo perfiles en las principales redes sociales, pero no sabes cómo aprovechar sus herramientas? Groupiest nos enseña a actuar correctamente.

No nos cansamos de repetirlo: estar en Internet es imprescindible para todo negocio en la actualidad. Esto implica contar con su propia página web, lanzar una tienda online si sus responsables lo creen necesario y también abrir cuentas en redes sociales.

image001Y es que esto último no sólo le servirá para darse a conocer a un público potencial enorme, sino que puede servir como excelente herramienta publicitaria y una ayuda notable en el servicio de atención al cliente.

En alguna ocasión ya os hemos explicado los errores a evitar en la gestión de este tipo de plataformas. Ahora, de la mano de Groupiest, os dejamos siete pistas para estrenarse en el mundillo de las redes sociales y tener éxito. Y, lo que es igual de importante, para aprender a elegir correctamente:

1. “Lo primero: el objetivo”. Antes de meter la cabeza en una de las diversas redes sociales que existen, especialmente en las más populares, es necesario plantearse los objetivos que se quieren conseguir con esta incursión. No puedes estar en las redes sociales por estar. ¿Qué es lo que quieres? ¿Buscas nuevos clientes? ¿Lo vas a convertir en un canal de venta? ¿Pretendes ser informativo o puramente publicitario? Tu mensaje será más eficaz si trabajas en base a una meta concreta y te limitas a tratar temas relacionados con tu negocio. Y no te olvides nunca de escuchar a los usuarios.

2. “¿Cuál elijo? Facebook, Twitter, Instagram,…”. Una vez definidos los objetivos, hay que interesarse por conocer las distintas redes sociales, entender su funcionamiento intrínseco y elegir aquella que más convenga a tu empresa. Groupiest señala que “la red o redes sociales ideales para una empresa es o son aquellas en las que están los clientes”. Preocúpate por saber dónde están los tuyos. En cuanto a la temática, LinkedIn estaría pensada para “establecer contactos profesionales y si se está enfocado al sector de los RRHH”, Twitter es líder en “inmediatez y conocimiento” y otras como Pinterest, Facebook y su aplicación Instagram destacan por los “productos o experiencias” que se ofrecen sin intermediarios y donde “la imagen lo es todo”.

3. “¿En todas o en una?”. Si ya eres capaz de diferenciar entre unas redes sociales y otras, puede que te encuentres con un nuevo dilema. Quizás no sepas si es mejor centrar toda tu energía en una sola plataforma o si deberías repartir esfuerzos entre todas aquellas que se ajustan a tu perfil y al de tus usuarios. No hay una fórmula universal. Los expertos señalan que al final es una mera cuestión de organización. Si eres capaz de manejar tu tiempo con maestría para estar en todas ellas o si cuentas con suficientes empleados para que se encarguen de estas tareas, ¿por qué no probar a diversificar?

4. “Siguiente paso”. Con las cosas claras, el mercado estudiado, el personal contratado y las redes elegidas, sólo falta poner el plan en marcha. Abre perfiles en aquellas redes en las que quieres probar suerte con un especial cuidado por el detalle. Esto quiere decir que mimes la parte visual y también la redacción de los textos que vayas publicando. Recuerda que Internet puede estar lleno de “trolls”, así que no caigas en la provocación ni provoques peleas dialécticas, ya que tu imagen puede verse dañada. Sé honesto, sé entretenido y actualiza de manera periódica, pero sin resultar cansino. Groupiest también recomienda emplear herramientas tipo Hootsuite o Buffer que alivien un poco la carga de trabajo al “compartir [contenido] en varias redes a la vez”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor