Custodiar misiles nucleares produce somnolencia

Empresas

¿Quién no ha sesteado alguna vez en el curro? debieron pensar tres militares que tenían a su cargo los códigos de lanzamiento de una instalación de misiles nucleares estadounidense, que suponemos de puro aburrimiento, se quedaron dormidos en su turno de trabajo.

El incidente ocurrió a mediados de julio en una base situada en Dakota del Norte y ha sido revelado (cosa extraña) por la Fuerza Aérea.

Un portavoz de la misma indicó que la seguridad no estuvo comprometida, que solo existió “una violación de procedimiento” y que los códigos de lanzamiento habían sido desactivados, amén de que se cambian rutinariamente por motivos de seguridad.

No es la primera vez que saltan a la luz pública inquietantes incidentes sobre los guardianes de las armas nucleares “protectores de la paz del planeta”. Indudablemente están mejor dormidos que no lanzando los misiles. Yo les daría “un descanso eterno”.

vINQulos
The Register

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor