Dash, el dispositivo de Amazon que te permite encargar la compra al supermercado

ComponentesWorkspace

En Estados Unidos el poderío distribuidor de bienes de Amazon comienza a no conocer límites. En el pasado temprano queda su primera función de tienda de libros “físicos”. Con el tiempo prácticamente todo se puede adquirir a través de este gigante creado por Jeff Bezos y desde hace un tiempo incluso los productos de alimentación, frescos y perecederos, pueden llegar a casa por este conducto. Para facilitar aún más la tarea acaban de presentar Dash, un pequeño dispositivo que permite leer los códigos de barras de los productos o dictar la lista de la compra.

Gracias a la fusión de un lector de barras y un pequeño micrófono Dash se convierte en la última lista de la compra que necesitarás puesto que basta con decirle lo que necesitas o escanear el código de barras de un producto para que ya se encargue él de añadirlo a la lista que, posteriormente, puedes completar antes de completar el pedido.

Si tienes en tu mano el último cartón de leche o notas que el bote de champú está en las últimas basta pasar Dash por el código de barras para que se añada a la lista de lo que necesitas comprar. También puede ser aún más sencillo, basta que le digas al micrófono “pasta de dientes” para que la información llegue a Amazon Fresh, el servicio que permite encargar este tipo de productos. Por el momento el mismo no está demasiado extendido, la entrega en el mismo día (que permite encargar huevos, leche, fruta y verdura…) está disponible únicamente en San Francisco, el sur de California, Seattle y poco más.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=aFYs9zqYpdM[/youtube]

El dispositivo Dash es totalmente gratuito. Se ha dado un paso más allá de lo que sucedió en su momento con los libros electrónicos Kindle y los tablets Kindle Fire en los que Amazon no ganaba dinero pero a cambio extendía su base de clientes. Ahora directamente regalan al usuario la herramienta para efectuar estos pedidos como forma de animarle a hacerlos.

Lo que demuestra Amazon con estos programas y estos dispositivos es que puede que no pasen muchos años hasta que se extiendan a más productos y más territorios, con todas las implicaciones que tiene en cuanto al poder que asumirá la empresa de Bezos, la comodidad para sus clientes y los desafíos en cuanto a logística y distribución que van aparejados a un fenómeno de estas características, si llega a generalizarse tanto como ha llegado a estarlo la venta de libros, películas, ropa y cualquier otro producto que llega a diario a millones de domicilios en las famosas cajas con el logo de la sonrisa.

Mientras muchos vacilan sobre si el futuro será de Google o de Facebook quizá esté pasando desapercibido que esos son reinos virtuales mientras que el imperio de Amazon puede ser (si no lo es ya) mucho más tangible.

vINQulo

Amazon

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor