David Gingell, vicepresidente de Marketing de NetApp EMEA: “Ya somos fuertes en la gran cuenta, pero queremos serlo más”

CloudDatos y Almacenamiento

NetApp emprendió el camino del mundo del hardware al software hace años. Ahora, en pleno salto a la nube, la compañía aspira a convertir su plataforma en el estándar de gestión de información en entornos cloud, también en ISPs grandes cuentas.

Una de las tendencias en los últimos años es la tecnología basada en software, desde el almacenamiento, a la conectividad, la seguridad… ¿Es una exageración, otro invento de marketing o una realidad?
No, no creo que lo sea. De hecho, creo que es el futuro de las TIC, de los datacenter. Basar el datacenter en software como concepto es algo de lo que se viene hablando de dos años para acá. Uno de los elementos clave de este concepto es la abstracción del hardware en el software, algo que ya hemos podido ver en el plano de la conectividad o incluso del servidor, donde ya es más que una realidad con máquinas virtuales. Ahora es el turno del almacenamiento.
El almacenamiento basado en software como concepto es algo en lo que llevamos años trabajando, aunque no se llamara así. Podríamos decir que la exageración es el nombre, pero la intención de abstraer el hardware en el software es algo que hemos estado haciendo durante años. Diría sin temor a equivocarme que Clustered Data ONTAP es uno de los mejores, sino el mejor, ejemplo de un sistema de almacenamiento basado en software.

Sí, pero parece que muchos fabricantes se han dado cuenta de es un concepto que está de moda y ahora parece que todo está basado en software cuando en el sentido estricto no lo está.
Sí, es verdad. Lo hemos visto también con el modelo cloud al calor del cual han acudido muchos. Siempre existe el peligro de que unos cuantos secuestren la tecnología a su favor, pero lo fundamental es que ya es una realidad. Uno ya no tiene que preocuparse de dónde reside el almacenamiento, o en qué parte del cluster se encuentra porque nuestra tecnología permite realizar cualquier tipo de operación de mantenimiento, actualización, de un modo no disruptivo.
En Reino Unido, la compañía Jack Wolfskin (productos de montaña) implementó hace dos años Clustered Data ONTAP y no ha tenido una sola caída del sistema, ni un solo segundo en esos dos años. Imagine lo que eso puede ahorrar al departamento TI, la cantidad de problemas que se pueden evitar.

Clustered Data ONTAP está creciendo mucho (300% en último trimestre fiscal) y eso prueba que la transformación hacia entornos consolidados virtualizados no se ha acabado, como muchos clamaban. ¿Queda aún mucho por hacer?
Desde luego. Es algo que vimos hace tiempo, queda camino por recorrer pero sin duda alguna que es el futuro en lo que a gestión del almacenamiento se refiere.

David-Gingell-netapp2
David Gingell es vicepresidente de Marketing de NetApp EMEA

Y un paso previo para el salto al a nube. ¿Cree que realmente a día de hoy el cloud es la manera más barata de almacenar, gestionar y compartir los datos?
No hay una respuesta única para esa pregunta porque existen muchos condicionantes. Depende de las aplicaciones, del tipo de las capacidades de gestión que consideres más importantes, de la privacidad, de muchos parámetros. En todo caso, para aquellas compañías que quieran pasar de CAPEX (inversión de capital) a OPEX (costes operativos), desde luego. No creo que veamos muchas compañías que se deshagan de sus datacenters y lo confíen todo a la nube. Creo más bien que el modelo híbrido se impondrá, con nubes públicas, privadas y la participación de los proveedores de servicios.
En medio de esas tres arquitecturas distintas (la nube privada, los proveedores de servicios cloud y los entornos hiperescalados en la nube) nuestro software Data ONTAP es la plataforma de gestión por excelencia. Tenemos la capacidad de mover los datos de una nube a otra. Soportamos todos los modelos de los grandes fabricantes, OpenStack, CloudStack… todos ellos.

El almacenamiento en la nube, ¿es tan seguro como parece o se pueden producir problemas de inconsistencia de la información?
Desde luego, están los SLAs (acuerdos de nivel de servicio) que el proveedor de servicio tiene que cumplir, porque lo último que quieres es perder datos.

Incluso, más que perder datos, diría que es peor sufrir inconsistencia porque ésta puede generar caos con efecto cadena. ¿Cuenta NetApp con tecnología para evitarlo?
Absolutamente. Clustered Data ONTAP ofrece un nivel de tecnología que garantiza esa consistencia de la información.

En cuanto a los proveedores de servicio, éstos son claves para el negocio de NetApp, como prueba su acuerdo con Orange Business Services. ¿Cómo se plasma esta estrategia en España?
En España hay tres sectores clave que son realmente importantes para nosotros: grandes cuentas; las medianas empresas, mayoritarias y en las que el canal es muy importante (y nosotros tenemos un gran canal en España); y los proveedores de servicios.
En los próximos cuatro o cinco años, buena parte del almacenamiento va a recaer sobre éstos, a medida que muchos datacenters se muevan a la nube. Ellos piensan en el almacenamiento y la infraestructura primero, no necesariamente en la aplicación porque como proveedores de servicio no saben qué aplicaciones van a correr. Lo que es importante desde su punto de vista es un una multilatencia segura, es decir, la capacidad de proporcionar el servicio a un cliente sin que éste ni sus datos interfieran con los de otros clientes. En segundo lugar, un sistema realmente escalable porque no sabes a qué cantidad de información vas a tener que hacer frente en un momento dado.
Por último, tienen que ser capaces de evitar cualquier caída en el sistema, ni siquiera cuando se realizan actualizaciones, porque entonces todo el mundo queda sin servicio. La capacidad de poder realizar operaciones sin disrupciones, algo que es posible con Clustered Data ONTAP, es esencial, y ese es uno de los motivos por los que tenemos tanto éxito con los proveedores de servicio. En el mercado español, por orden de importancia, diría que para nosotros se encontrarían los proveedores de servicio, la gran cuenta y las medianas empresas.

Sí, porque tras los resultados del tercer trimestre, decepcionantes para algunos analistas, éstos apuntaron que la gran cuenta sigue siendo la asignatura pendiente para NetApp…
NetApp ha sido visto durante mucho tiempo como el fabricante de NAS, a pesar de que creamos el primer sistema unificado de NAS y SAN. Estamos muy fuertes en el segmento SAN, con nuestra gama FAS, y también con los E Series. Buena parte de las mega infraestructuras críticas corren en la actualidad en sistemas SAN de NetApp. ¿Podemos hacer más? Por supuesto, tenemos la tecnología para poder hacerlo.
Diría que ya somos fuertes en la gran cuenta, pero queremos serlo más. Además, nuestro historial en el mercado de la mediana empresa es muy relevante, gozamos de una muy buena reputación y también queremos seguir potenciando eso.

Los últimos lanzamientos flash (EF550 Flash Array) pueden contribuir a ello. ¿Vislumbra un futuro con flash para rendimiento y SATA para grandes volúmenes?
La mayoría de los clientes están apostando por entornos híbridos, con SATA y discos convencionales. Tenemos flash en todas las escalas: a nivel de discos, a nivel de controlador… Y es que llevamos vendiendo flash desde los últimos 5 años. El EF550 no se dirige tanto para una infraestructura compartida como para una dedicada. Por ejemplo, para aplicaciones de trading (Bolsa), donde las bajas latencias son realmente importantes, mucho más que las capacidades. Un microsegundo de retardo en aplicaciones de trading puede suponer muchos millones de pérdidas.
Flash es una de esas cosas de las que nosotros acostumbramos a decir que lo cambia todo y o cambia nada. Cambia todo porque da un vuelco a las características de rendimiento y ofrece una alternativa para reoptimizar las aplicaciones. Pero al mismo tiempo no cambia nada porque es una tecnología acceder rápidamente a la información que es algo que siempre ha estado ahí como ilustra la evolución de la cinta al disco. Con todo, es una tecnología disruptiva que ayuda a acelerar extraordinariamente el rendimiento de las aplicaciones.

¿Cómo afecta la compra de Whiptail (reconvertido en Invicta) por parte de Cisco a su alianza entornos a Cisco FlexPod?
FlexPod ha tenido un éxito increíble y lo sigue teniendo. He visto la cartera de propuestas este año y es muy fuerte. Se ha producido un crecimiento muy significativo: en un mercado donde se está creciendo con cifras de un dígito, esta tecnología lo hace a un ritmo del 50-60%. Nuestra relación con Cisco está más fuerte que nunca. Con Invicta, lo han evolucionado y lo están comercializando como una plataforma de almacenamiento. Seremos partners de Cisco cuando tenga sentido y competiremos, tenemos que competir. Vivimos en un mundo donde la coopeticion está a la orden del día. Hay pocas compañías que escapen a ello y al final es el cliente el que manda.

Muy a su pesar, NetApp todavía es vista por muchos como una empresa de hardware, en lugar de software. ¿Qué autocrítica hace al respecto?
En la medida en que hemos dicho que el software define el almacenamiento, el almacenamiento físico irá perdiendo relevancia. Hay gente que nos sigue viendo como una empresa de hardware por nuestra propia historia, cuando dos ingenieros crearon el primer sistema y el increíble éxito que tuvo entonces. Creo que es complicado hacerles ver todo lo demás que tenemos, pero hemos posicionado nuestra tecnología más del lado del software que del hardware… incluso, la aproximación al mundo cloud tiene mucho más que ver con el software que con el hardware. La realidad es que somos una empresa de software desde hace muchos años.

El año pasado despidieron a 900 empleados y para este trimestre prevén otros 600 despidos. ¿Es ese el precio que tiene que pagar por esa transformación de hardware a software?
Es una cuestión de prioridades, de lo que nos piden nuestros accionistas que demandan más crecimiento. Tenemos que enfocarnos en las cosas correctas y, de hecho, si miras al resto de nuestros competidores, muchos de ellos han tomado el mismo camino.
La cultura para NetApp es muy importante, diría que junto con la innovación y los partners es el tercer pilar de nuestra compañía. En ese sentido, a veces es necesario tomar decisiones difíciles, y el modo en que lo hagas te retrata como compañía. Creo que lo hemos hecho de un modo muy respetuoso, porque la compañía cambia y te tienes que adaptar.

¿Afectarán estos despidos a NetApp Iberia?
Eso algo que no puedo responder.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor