De la máquina diferencial a vapor, al Lusitania

Video. El Superordenador de Extremadura se presenta con la vitola de ser uno de los de mayor memoria compartida a nivel europeo.

Recientemente hemos tenido la oportunidad de asistir en Cáceres a la puesta de largo de uno de los Centros de datos más potentes de nuestro país. Se trata de Lusitania, el Superordenador de la Comunidad Extremeña pensado para dar cabida a los proyectos de mayor envergadura a nivel de proceso de datos.

A la presentación asistieron Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura y el recién nombrado presidente de HP Española, José Antonio de Paz. El evento se desarrolló en el Centro de Cirugía de Mínima Invasión Jesús Usón.

lusitania.jpg

No obstante, Lusitania se encuentra actualmente ubicado en un antiguo Convento de la localidad de Trujillo, lugar al que también tuvimos la oportunidad de acceder para visitar el CPD. El video que presentamos a continuación lo muestra a pleno funcionamiento.

Más adelante, aproximadamente en abril, Lusitania será trasladado a su ubicación definitiva en el Centro Extremeño de Tecnologías Avanzadas que se encuentra en su última fase de construcción.

Desde allí, el superordenador será capaz de realizar procesos de cálculo de cualquier tipo de proyecto, aunque estará enfocado sobre todo a aquellos en los que el volumen de información a procesar sea elevado. Es el caso de tareas relacionadas con la Simulación virtual, desarrollo 3D o procesos pertenecientes al estudio médico, como es el caso de la detección de cánceres.

Es por ello por lo que será utilizado tanto a nivel público como privado, desde instituciones financieras a la creación de contenidos digitales pasando por la Universidad o la Medicina.

Lusitania ha supuesto una inversión de 7,5 millones de euros y su centro neurálgico está compuesto por 2 máquinas HP Integrity Superdome. En ellas se ha añadido la friolera de 256 núcleos de proceso pertenecientes a la familia basada en 64 bit Intel Itanium 2. En cuanto al almacenamiento en disco, se han añadido 300 TBytes.

No obstante, la característica más importante de este superordenador es su capacidad de memoria, que se eleva a los 2 TBytes.

Tal y como indica César Gómez Martín, responsable técnico del Supercomputador Lusitania, “actualmente nos encontramos en fase de test y benchmarking para conocer con exactitud la potencia de proceso de este CPD. Sin embargo, no esperamos unos datos que lleven al Lusitania a entrar entre los mejores superordenadores a nivel mundial. Esto es así porque en este tipo de equipos no son tan importantes los TeraFlops por segundo que es capaz de llevar a cabo, sino las capacidades a la hora de almacenar en memoria ingentes cantidades de datos para su posterior cálculo”.

Efectivamente, el objetivo de Lusitania es el de poder manejar grandes volúmenes de información de la forma más eficaz posible.

A continuación, el video del aspecto que presenta el Lusitania en su ubicación actual, un antiguo convento de la bella ciudad extremeña de Trujillo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor