De las aplicaciones móviles a la informática consciente

Cloud

Atentos al concepto de cognisant computing o informática consciente, puesto que, de acuerdo con la consultora Gartner, se convertirá en uno de los motores más importantes en el segmento TI dirigido al consumidor final.

Cuando desde Gartner se refieren a informática consciente (cognisant computing), inmediatamente explican que se trata de la siguiente fase de la nube personal. Una tendencia que tendrá un gran impacto en diferentes segmentos, como el de los equipos móviles, las aplicaciones, los dispositivos wearables, las redes, los proveedores de servicios y cloud, etc.

La informática consciente vendría a ser, según la consultora, una experiencia para el consumidor en la que sus datos se utilizan para el desarrollo de servicios y actividades personales, que incluyen, por ejemplo, alarmas, pagos de facturas, gestión y seguimiento de la salud y la forma física, anuncios específicos según el contexto… Unos  servicios que, además, se ofrecerán a través de todo tipo de dispositivos.

shutterstock_84014818

“La informática consciente ya está empezando a tomar forma a través de muchas de las aplicaciones móviles, teléfonos inteligentes y dispositivos wearables que recogen y sincronizan la información sobre los usuarios, su paradero y su gráfico social”, comenta Jessica Ekholm, analista de Gartner. “En los próximos dos a cinco años, la Internet de las Cosas y el Big Data convergerán con la analítica. Entonces, una cantidad mayor de datos logrará que los sistemas sean más inteligentes.”

Y el resultado de todo esto será muy beneficioso para el usuario, que, en 2017, podrá recurrir a su smartphone para que gestione algunas tareas por él. ¿Ejemplos?  Pedir cita en el taller para una revisión del coche, cambiar una reserva de hotel si su vuelo se ha cancelado o enviar todos los datos al médico si necesita que le prescriba un medicamente de uso continuo.

Al margen de las oportunidades que van a surgir para las empresas centradas en el consumidor final, también será preciso que adapten sus estrategias para aprovechar este cambio, al tiempo que consiguen nuevos ingresos, diferenciarse de la competencia y fidelidad de los usuarios a través de las aplicaciones móviles.

“Dado que los consumidores trasladan su atención y sus dinero hacia las aplicaciones y los servicios, los fabricantes de dispositivos B2C se verán obligados a forjar alianzas con los proveedores de aplicaciones y servicios, creando modelos de negocio cada vez más innovadores que satisfagan las necesidades de los consumidores, facilitando servicios y aplicaciones integradas que impulsarán las ventas de hardware”, explican desde Gartner.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor