“El debate de la piratería es cansino, nos corresponde ofrecer una alternativa”

Empresas

El cuarto bloque de Cultura en Red ha contado con la participación de responsables de modelos de negocio exitosos en la red.

La Jornada de Cultura en Red que ha tenido lugar en Madrid ha tenido el propósito de convertirse en un encuentro en el que analizar las oportunidades de negocio que ofrece el entorno digital.

Los ponentes, representantes de todos los brazos que comprende la industria de contenidos culturales (editorial, musical, cinematográfica), se han referido en la mayoría de sus comparecencias a su principal fantasma: la piratería.

Pero el bloque dedicado a los negocios de contenidos en red ha tenido otro color. En él han participado representantes de modelos de negocio de éxito. Todos ellos basados en la red y entregados a la distribución de contenido de pago.

“El debate de la piratería es cansino”, ha dicho Juan Carlos Tous, de Filmin. “Poco podemos hacer, no es a nosotros a quien nos corresponde luchar, a nosotros nos corresponde ofrecer una oferta atractiva”, ha defendido.

Y es precisamente en torno a esta oferta sobre la que se ha hablado en el cuarto bloque de la Jornada. Iniciativas digitales que ofrecen contenido atractivo, a un precio asequible y que atrae a un importante segmento de público.

“¿Quién en la sala ha comprado de forma legal contenido en internet?”, ha preguntado Eva Fernández, directora general de El Mundo. Su plataforma de contenidos, Orbyt, ya aglutina a 80.000 suscriptores. Fernández tiene claras las claves del éxito.

Ofrecer un contenido empaquetado cómodo para consumir en diferentes pantallas, sumarle un valor añadido y tener muy presente una estrategia en social media.

Aprovechar, en definitiva, el potencial que ofrece el entorno digital. Booquo es la plataforma online del Círculo de Lectores, que explota sus dos principales señas de identidad: el sentimiento de club y el acceso a contenidos. La histórica compañía decidió reinventarse y apostar por esta iniciativa que como explica su director general, Joaquín Álvarez de Toledo, “reconociese estos valores”.

Los ponentes del panel han coincidido en la necesidad de una mayor concienciación que esquive las prácticas piratas aunque también reconocen que ya existe un público que consume de forma legal, y que además lo hace más que nunca.

Falta coraje y valentía por parte de la industria”, ha concluido Tous, de Filmin, que considera que el usuario no puede esperar 4 meses desde el estreno de una película hasta su llegada a la red.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor