Defectos de fábrica en algunos iPhone 5S estarían reduciendo la autonomía de su batería

ComponentesWorkspace

En Internet pululan las páginas con consejos para ahorrar batería en el móvil y en la mayoría de los casos con hacerles caso, seguir unas sencillas normas de uso y no dejar activadas ciertas aplicaciones y/o funciones cuando no se utilizan (conexiones diversas como GPS, WiFi, Bluetooth o 3G) y bajando el brillo de la pantalla se va consiguiendo algunos minutos (y hasta horas) de autonomía adicional. Pero si a pesar de ello a media tardetu iPhone 5S está en la reserva puede ser debido a algunos fallos de fabricación detectados en algunas unidades de este terminal.

Presuntamente el iPhone 5S cuenta con una mayor autonomía que sus predecesores debido a diversas circunstancias que Apple tampoco se molesta en aclarar aunque algunas caen por su propio peso.

Por ejemplo, es indudable que la tecnología de fabricación de baterías para dispositivos móviles mejora constantemente y siempre será más eficiente cuanto más reciente sea su fabricación. Por otro lado también es pareja la mejora en la eficiencia energética del uso que de la carga de la batería hacen los diversos componentes de un móvil y en el caso concreto del iPhone 5S una de sus nuevas características tiene que ver con los nuevos procesadores A7 y M7, este último de funcionamiento aún algo misterioso pero relacionado con el movimiento del propio móvil. Mejores procesadores equivalen a mayor potencia pero también a menor tiempo de cálculo y por tanto menos tiempo de consumo de energía.

Pero algunos usuarios de iPhone 5 S han reportado reiteradamente problemas de elevado consumo de energía de sus terminales y finalmente y tras una investigación Teresa Brewer, una protavoz de Apple, ha emitido un comunicado reconociendo que por un defecto de fabricación un pequeño número de unidades presentan un fallo que agota la batería con mayor celeridad además de alargar el tiempo necesario para recargarla.

No se trataría de un problema de baterías defectuosas sino de un defecto de fabricación en alguno de los componentes del smartphone.

Desde Apple se pondrán directamente en contacto con los usuarios afectados para ofrecerles un nuevo dispositivo a cambio del que presente ese fallo. Desde Cupertino no se ha facilitado más detalle sobre el particular, ni siquiera el número de iPhone 5S que estarían afectados aunque parece ser que se trataría de apenas unos pocos miles, una cifra escasa si tenemos que en septiembre nada más salir a la venta Apple vendió nueve millones de unidades de este terminal sólo en su primer fin de semana en las tiendas.

vINQulo

The New York Times

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor