Dejad que los piratas se acerquen a mí

Empresas

BT y Carphone Warehouse reclaman al Gobierno británico que no aplique los cortes de red a los internautas que infrinjan la ley.

En la lucha entre internautas y gobiernos en el tira y afloja para cortar el acceso a la red de los usuarios que se descargan contenidos protegidos por el copyright, hay un tercer implicado al que no se le suele dar mucha cancha.
Las compañías de telecomunicaciones se ven también afectadas por estas decisiones, ya que los usuarios se pueden plantear rescindir contratos o bajar las cuotas de pago si se limita lo que pueden hacer en la red.
BT y Carphone Warehouse se han manifestado ya sobre la posiblidad de introducir una medida similar a la francesa Hadopi en Reino Unido y han reclamado al Gobierno británico que no corte el acceso a la red a los piratas, como publica The Times.
Las dos compañías, que se han manifestado en el último día de la consulta pública encaminada a sacar conclusiones para regular esta situación, consideran que la experiencia de navegación será peor y, sobre todo, que el servicio se encarecerá (dos libras según las estimaciones de British Telecom).
Además, desde Carphone Warehouse ya han señalado que se negarán a cortar el servicio a sus abonados a menos que un juez lo ordene. Uno de los puntos polémicos habituales de las leyes tres avisos está en el hecho de que se deja la decisión de cortar el acceso a la red en diferentes comités en lugar de en los tribunales, lo que puede atentar contra los derechos básicos de los ciudadanos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor