¿Dejará Bill Gates Microsoft pase lo que pase?

Sistemas OperativosWorkspace
0 0 No hay comentarios

Parece que el fundador del gigante del software mundial no va a modificar sus planes de abandonar Microsoft en 2008, incluso cuando la situación de la empresa respecto a sus competidores se encuentra en un punto muy delicado.

El artículo del New York Times pone en duda esos planes, ya que como afirma su redactor no parece haber señales visibles de que la empresa esté preparada para que su fundador la abandone. De hecho, en la última reunión financiera Gates fue el primero en hablar, y lo hizo detallando los planes a 10 años vista, y no a unos meros 12 meses.

Dos son los directivos que podrían relevarle en el cargo con mayor probabilidad. Uno es Craig Mundie, el actual Chief Research and Strategy Officer, y el otro, el conocido Ray Ozzie, Chief Software Architect. Según las opinones de estos tres altos cargos – Gates incluido – el error sería que Bill siguiese tomando decisiones sin estar involucrado de forma amplia en la dinámica de la empresa. Y es que como dicen en el NYT, Gates seguirá manteniendo el cargo de presidente.

El cambio a un modelo de servicios (software y servicios, como lo llaman en MS) es una de las mayores transiciones que está viviendo Microsoft, apartada durante mucho tiempo de las aplicaciones online y que ahora está tratando de recuperar terreno en un mercado que se le escapa.

Según la opinión de Gates, su marcha no tiene porqué implicar que Microsoft pierda su liderazgo tal y como lo hizo IBM en el pasado: “aunque IBM creó el PC, nunca fue parte de su cultura ni sobresalió en ese campo”. Y añadió “el talento de IBM nunca estuvo relacionado con el ordenador personal”.

Lo que parece que sucederá a partir de 2008 es que habrá 3 ejes directivos que se dividirán las tareas que antes llevaba a cabo Gates. Mundie se encargaría más de las relaciones comerciales y públicas, mientras que Ozzie se centraría en asuntos más internos y de estrategia de la empresa. Además de eso Mundie tomaría decisiones estratégicas a largo plazo, mientras que Ozzie haría lo propio pero en decisiones a corto plazo.

Veremos cómo se desenvuelve Microsoft sin su creador a partir de 2008. µ

vINQulos
The New York Times

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor