Del show al tech business: celebrities que invierten en TIC

EmpresasInversores
0 0 No hay comentarios

Muchas startups y compañías consolidadas en el mundo de Internet tienen entre sus accionistas a estrellas del cine y de la música pop que deciden invertir en el universo tech.

Fue uno de los titulares más sorprendentes y comentados del año: Justin Timberlake, contagiado por el espíritu de The Social Network (película en la que acababa de actuar), se metía de lleno en el mundo del social media y adquiría MySpace. Sobre si esta primera compra era la más acertada o no se discutió mucho, pero Timberlake permaneció ajeno a la polémica e hizo gala de un entusiasmo propio de cualquier inversor primerizo, asegurando que su objetivo es “revitalizar” la red social caída en desgracia.

Pero a pesar de lo mucho que se especuló sobre la necesidad de tener a gente como Justin Timberlake metidos a business angels del universo TIC, lo cierto es que su caso no es el primero: hace ya bastante tiempo que el mundo de las nuevas tecnologías atrae a estrellas del mundo del espectáculo que deciden invertir su dinero en un mercado que siempre promete ofrecer resultados más que satisfactorios.

Los recién llegados: Justin Timberlake y Lady Gaga

Aunque el caso más sonado fue el de Justin Timberlake con MySpace (aunque es necesario aclarar que no la compró directamente, sino que fue Specific Media, compañía de la que es accionista importante, la que se hizo con la red social de música), parece que el cantante/bailarín/actor se está tomando este nuevo camino en serio, y hace poco se supo que había invertido en una nueva startup: Dekko.

De la startup en cuestión se sabe más bien poco, ya que la descripción ofrecida en la web es bastante general. En principio se dedicarán a algo que tiene que ver con hacer que la “realidad aumentada y la realidad real” confluyan, y todo parece indicar que habrían logrado convencer a Justin Timberlake para invertir en el proyecto. No obstante, no se trata de algo oficial y ni desde Dekko ni el propio Timberlake han confirmado (ni desmentido) la relación.

Otra de las grandes estrellas que se está volcando en el mundo de las nuevas tecnologías es Lady Gaga que, no teniendo suficiente con ser directora creativa de Polaroid, es una de las inversoras de Backplane, una red social para celebrities. Lady Gaga participó en la última ronda de financiación de la startup, que logró recaudar un millón de dólares con inversores entre los que también se encontraba Eric Schmidt. La inversión de Lady Gaga, eso sí, parece que fue importante, ya que se asegura que la artista es dueña del 20% de la empresa. Un dato importante: el emprendedor de Backplane es Tony Carter, business manager de la polémica cantante.

Los veteranos: Ashton Kutcher y MC Hammer

Las participaciones de Lady Gaga y Justin Timberlake, no obstante, se quedan en simples flirteos cuando se comparan con el compromiso y experiencia que tienen otros de sus colegas del show business que han decidido dar el salto al mundo de la inversión en empresas tech. Dos nombres destacan sobre todo el resto: el actor Ashton Kutcher y el rapero MC Hammer.

Y es que la relación de Ashton Kutcher con las nuevas tecnologías va mucho más allá de ser uno de los personajes más seguidos en Twitter (más de 7 millones de followers): el actor puede presumir de haber sido uno de los primeros inversores de FourSquare cuando aún nadie sabía qué era, además de de otras startups como Path (una app-red social que limita el número de contactos a 50) o Flipboard (la app para iPad que crea una revista con las actualizaciones de las redes sociales).

Además, Ashton Kutcher fue también uno de los inversores de Skype en 2009 y de hecho tiene su propia firma de inversión, Grade-A Investments, con la que también se ha convertido en accionista de startups como UberMedia o AirBnb.

Pero sin duda la estrella reconvertida a inversor tech que más dedicación y compromiso ha puesto a su nueva tarea, y que más nombre ha ganado en el sector es MC Hammer, rapero que en los años noventa dominó la MTV con algún que otro hit. Ya desde entonces, el músico estaba interesado en el mundo de las nuevas tecnologías, y era un habitual de Silicon Valley y amigo de la gente de Apple, con la que solía salir.

MC Hammer, que ya da charlas en Harvard como “experto en social media”, es conocido por el impulso que intenta dar a las startup tech en las que cree, tanto como inversor (en Square o Bump Technologies, por ejemplo), como como creador de iniciativas y programas que intentan ayudar a la creación y desarrollo de nuevas empresas TIC.

Convertirse en inversor o business angel en el sector de las nuevas tecnologías, en definitiva, parece ser algo más que una moda entre actores y cantantes. Siempre existirán casos como el de Bono, propietario por ejemplo del 1,5% de Facebook, cuya implicación con el mundo TIC parece más oportunista que real. Pero cuando aparece gente como Ashton Kutcher, que es hasta invitado a charlas de TechCrunch por su papel como inversor, o MC Hammer, que llegó a acudir a programas como el de Oprah para hablar de estos temas, es necesario dejar de pensar en modas y empezar a pensar que sí hay interés y compromiso.

Su importancia es además distinta a la de los inversores normales. En palabras de Kutcher, ayudan a “hacer que cosas que no son mainstream lleguen al mainstream”. Muchas startups seguro que se lo agradecen.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor