Delinquir en la red es más fácil

Empresas

A pesar de las sentencias ejemplares de las últimas semanas, cada vez son más los delincuentes tradicionales que se pasan al crimen virtual

El mundo del crimen se recicla. Los traficantes de drogas y los atracadores a mano armada abandonan el crimen tradicional y se pasan al cibercrimen. La delincuencia online es más difícil de detectar, con lo que la posibilidad de ser descubierto disminuye.
Esta realidad es la conclusión alcanzada en el encuentro sobre la materia que se está celebrando en Newport, Reino Unido, como informa Computing. Los asistentes advierten, además, de la escasez de medidas legales sobre la materia.
Aún así, y a pesar del aparente atractivo de la ciberdelincuencia, las sentencias contra los delincuentes virtuales empiezan a sucederse. Sin ir más lejos, la próxima semana veremos que sucede con el caso de Gary McKinnon, que comparecerá en la Cámara de los Lores británica el próximo lunes 16 de junio.
El caso de McKinnon se remonta al año 2002 cuando fue extraditado a los EEUU acusado de hacking, ya que se introdujo en el sistema informático norteamericano, en concreto en la NASA y en los ordenadores del Ministerio de Defensa, para corroborar la existencia de ovnis.
Esta semana se ha conocido, además, la condena en EEUU de dos jóvenes de 16 y 15 años que grabaron una agresión, que ellos mismos habían cometido, a través de su telefono móvil y luego la colgaron en YouTube, como informa Europa Press.
La víctima de la agresión consiguió localizarles, también a través de la Red, y luego les denunció. La sentencia ha sido ejemplar: colgar otro vídeo en YouTube pidiendo disculpas a la agredida y 100 horas de servicio a la comunidad.
¿Será éste el comienzo del fin de la impunidad de la delincuencia online?
 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor