Dell se pone ‘a tono’ con el mercado

Empresas

La compañía se distancia de su visión como fabricante de equipos de bajo coste para reinventarse y competir con IBM y HP en gestión y servicios TI.

Desde que Michael Dell retomó las riendas como CEO de la compañía que lleva su nombre a comienzos de 2007, Dell ha estado impulsando una nueva estrategia que pretende reforzar su presencia en el segmento empresarial.
Parte de ese esfuerzo se concentra en Simplify IT, una aproximación parecida a los pasos que IBM y HP han completado para ofrecer a los usuarios herramientas de infraestructura y gestión destinadas a todo el entramado de servidores o centro de datos de una compañía. Con ella, Dell reconoce los beneficios potenciales que implica una mayor simplificación en su oferta de productos, contemplando desde que estos salen de fábrica hasta que se entregan, se instalan y se gestionan y mantienen durante todo su ciclo de vida.
Así, aunque el fabricante es ampliamente conocido por comercializar productos estándares, ha dado un giro hacia el usuario ofreciéndole no solamente soluciones sencillas, sino también una gestión efectiva que puede completarse con servicios asociados.

 
Nuevas ofertas

Este cambio hacia la simplificación viene reflejado por el lanzamiento de nuevas ofertas de hardware y software que Dell ha ido anunciando en los dos últimos meses.
Lo más significativo se concentra en tres escenarios: nuevos servidores, software de gestión para controlar servidores y desktops, y la apuesta por tener mayor presencia en los segmentos de comunicaciones y almacenamiento.
En el primer caso, el fabricante anunciaba recientemente nuevos modelos PowerEdge de hasta cuatro ‘sockets’ equipados con los últimos chips de Intel y AMD de cuatro núcleos de proceso, además de incluir próximamente Solaris como sistema operativo.

 
Con respecto al ámbito de gestión, la compañía ha presentado la versión 5.3 de OpenManager, software que pretende añadir más funcionalidades y simplificar su suite de gestión de sistemas. Entre sus mejoras figuran simplificar las consolas de administración, la monitorización de energía o la posibilidad de actualizar el ‘firmware’ de un servidor sin necesidad de desconectarlo de la red.
Esto se completa con Streaming Computing, suite basada en PCs OptiPlex -sin disco duro pero con chip de Intel y tarjeta gráfica- como alternativa a los ‘thin clients’ convencionales. Gracias al software Citrix Provisioning, es posible instalar los sistemas operativos Vista y XP en estos PC de forma centralizada, además de poder desplegar y gestionar hasta 100 imágenes distintas.

 
Comunicaciones y almacenamiento

Otra pata de esta nueva aproximación afecta a las comunicaciones unificadas, una demanda cada vez más importante en los centros de datos de clientes empresariales.
Para ello, Dell se ha asociado con Nortel y Microsoft, ofreciendo junto a su hardware las suites Office Communications Server 2007, Office Communicator 2007 de Microsoft y Nortel Communications Server 1000.
En la práctica, esto significa que Dell dispone de distintos paquetes de comunicaciones para sus usuarios empresariales, como son e-mail, fax, mensajería instantánea y VoIP (Voz sobre IP).
Con el fin de completar esta aproximación hacia el segmento corporativo, Dell también apuesta por el almacenamiento. Aunque mantiene un acuerdo con EMC desde hace varios años para comercializar sus ‘arrays’ bajo su propia marca, ahora ha decidido dar un paso más.


 

De esta forma, tal y como informó Silicon News, Dell anunciaba este mismo mes la compra del fabricante de almacenamiento EqualLogic por un montante de 1.400 millones de dólares. Se trata de la mayor adquisición de la firma hasta la fecha, y una de las más importantes en el segmento de almacenamiento.
Lo importante es que la gama EMC Clariion que Dell comercializa chocará inevitablemente con las soluciones de EqualLogic, especializadas en el segmento iSCSI para la pyme. Los primeros frutos de esta nueva aproximación hacia la empresa pueden ya comprobarse con la recuperación del fabricante en cuanto a las ventas de equipos servidor.
En el segundo trimestre de 2007, la facturación de Dell en servidores ha crecido un 20 por ciento, según las cifras de IDC. Con más de 1.500 millones de dólares ingresados en este período, su cuota de mercado global asciende al 11,6 por ciento, situándose tras el 31 por ciento que ostenta IBM y los 28 puntos porcentuales atribuidos a HP.
Y es que Dell está recuperando el terreno perdido frente a sus principales rivales en este segmento, basándose en una completa suite de hardware, software y servicios que el cliente puede comprar, desplegar y gestionar por sí mismo; una oferta que además responde a las demandas de mayor rendimiento con menor consumo energético.
Es así como Dell se reinventa a sí misma, alejándose de su visión como fabricante de cajas de bajo coste y entrando en un terreno -el de soluciones y servicios TI simplificados-, donde entra a competir directamente con IBM y HP.
La estrategia, basada en su mayor parte en la aproximación Simplify IT para simplificar la gestión de los CPD empresariales, es el nuevo reto que Michael Dell ha hecho suyo desde su vuelta a la dirección de la firma, un serio intento de ‘ponerse a tono’ con el mercado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor