Dell, acusado de fraude a sus clientes

AlmacenamientoDatos y Almacenamiento

La compañía se enfrenta a una acusación de hacer falsas promesas para
incrementar las ventas, de acuerdo con la demanda presentada el pasado martes
por el fiscal general de Nueva York, Andrew Cuomo.

Dell
ha sido acusado por el fiscal general del estado de Nueva York -Andrew
Cuomo? de fraude contra sus clientes, por realizar supuestas falsas promesas a
sus clientes con el objetivo de incrementar sus ventas.

Así, el tribunal acusa a Dell y
Dell Financial Services de
diez casos de fraude, publicidad y prácticas de negocio y financiación
engañosas, así como fallos de servicio respecto a devolución de productos y
garantías.

Por ello, el estado de Nueva York ha solicitado un requerimiento judicial
sobre las supuestas malas prácticas de negocio de la compañía, además de una
orden para que pague una cantidad no especificada por daños a los clientes que
hayan resultado afectados por estos comportamientos, y finalmente una sanción de
500 dólares a pagar al estado de Nueva York por cada violación de derechos.

“Los clientes de Dell fueron intencionadamente engañados. Espero que esta
demanda envíe un mensaje a las empresas tanto grandes como pequeñas sobre el
hecho de que vender un producto no es suficiente; las promesas que hacen también
tienen que cumplirse”, afirmó Cuomo en un comunicado. Además de presentar la
demanda, su oficina puso en marcha una
página web el pasado miércoles a
disposición de aquéllos clientes que deseen tomar parte en el juicio.

En concreto, la demanda, cursada en el condado de Albany (Nueva York), acusa
a Dell de utilizar ganchos engañosos, de manera que los clientes eran incitados
a suscribir un servicio de financiación a interés cero, que luego resultaban ser
créditos con tasas de hasta un 20 por ciento de interés, cuando los interesados
no cumplían las condiciones de la oferta de financiación.

Por otra parte, el documento alega que la división Dell Financial Services
factura a los clientes por cancelar pedidos, además de por productos devueltos o
perdidos. Como resultado, tanto esta área como otras agencias de cobro han
acosado a los clientes “durante meses” por pagos que no debían.

La campaña de publicidad del fabricante estadounidense, que trata de vender
su laureado departamento de soporte técnico, también es objeto de la demanda ya
que, según ésta, las promesas que se realizaron mediante anuncios en televisión
no se han cumplido. Así, los clientes que compraron garantías se han encontrado
con “un montón de obstáculos en su búsqueda de servicio”.

Según declaraciones del portavoz de Dell, Bob Pearson, recogidas por
ZDNet, la compañía
recurrirá esta demanda. “Tenemos confianza en que nuestras prácticas serán
consideradas justas y apropiadas. Aunque un solo consumidor insatisfecho ya es
demasiado, las alegaciones de la demanda del fiscal general están basadas en una
pequeña fracción de las operaciones de los consumidores de Dell en Nueva York”,
afirmó.

Al mismo tiempo, Pearson añadió que la demanda no está relacionada con la
investigación de la SEC (Securities and Exchange
Commission)
sobre las prácticas contables de Dell, quien por su parte está
realizando una investigación interna sobre el asunto, que fue calificado por el
comité auditor como “prueba de mala conducta”. Como resultado de la iniciativa
de la SEC, Dell sólo ha comunicado resultados financieros preliminares durante
los tres últimos trimestres.

La primera en alertar de la situación, el pasado mes de diciembre, fue la
consultora Friedman Billings Ramsey, al
criticar el modo en que Dell había contabilizado sus garantías, alegando que la
compañía había empleado un método “inusual” para registrar el dinero obtenido de
la venta de garantías, así como del que reserva para hacer frente a
reclamaciones de garantías.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor