Dell: “ARM encontrará su sitio en el mercado de servidores”

CloudDatacenterProveedor de ServiciosProyectosServidoresVirtualización

El boom de los centros de datos hiperescala, que requieren soluciones de alto rendimiento y bajo consumo, potenciará la demanda de servidores basados en arquitectura ARM, según Brad Anderson.

La arquitectura de procesador de ARM Holdings, firma conocida por su vasta participación en el mercado móvil, también se hará un hueco en el de servidores gracias al constante crecimiento de los datacenters hiperescala en entornos como el cloud computing y las transacciones web. Al menos así lo cree el presidente de la división de soluciones empresariales de Dell, Brad Anderson.

Brad Anderson, presidente de Dell Enterprise Solutions Group

En una entrevista con nuestros compañeros de eWEEK, Anderson ha explicado que la demanda de soluciones de alto rendimiento y bajo consumo energético es cada vez mayor entre las compañías que ejecutan centros de datos masivos y que la opción de utilizar arquitectura x86 comienza a ser rechazada con frecuencia.

Eso sí, el trasvase de consumidores no se realizará de la noche de la mañana. Lo que ARM necesita ahora mismo es fabricar procesadores con funcionalidades específicas para centros de datos y potenciar el desarrollo de software alrededor de su ecosistema. De hecho, lo primero ya se está haciendo a través de la arquitectura ARM v8, que promete traer consigo capacidades de computación de 64 bits, mayor cantidad de memoria y soporte mejorado para las tareas de virtualización. Y hace apenas una semanas se presentó el prototipo de servidor Copper.

Dell no es el único fabricante de servidores que apuesta por ARM. Hewlett-Packard, que es socio tradicional de Intel y AMD, anunciaba el año pasado una alianza con Calxeda dentro de su proyecto Moonshot para desarrollar máquinas de muy baja potencia a partir de los chips EnergyCore. Y en el Computex 2012 se exhibió un servidor fabricado por MiTac International, gobernado por la distro Linux Ubuntu y basado igualmente en un diseño de ARM.

En definitiva, Brad Anderson considera que la arquitectura del fabricante británico tiene un gran potencial, pero todos los elementos deben aprender a conjugarse para que sea un éxito.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor