Dell es demandado otra vez por un defecto en sus portátiles

Empresas

Un grupo de consumidores canadienses ha denunciado a la empresa por saber que
sus ordenadores estaban defectuosos y venderlos igualmente.

Cinco meses después de haber hecho un llamamiento masivo por un problema en
las baterías de varios de sus modelos de ordenadores portátiles, Dell vuelve a
tener problemas, esta vez con una demanda judicial colectiva por fallos de
diseño en su serie de portátiles Inspiron. Un bufete de abogados canadiense ha
presentado una queja en nombre de un grupo de afectados que alegan que
Dell vendió sus ordenadores sabiendo que los
fallos existían.

Compradores canadienses de los modelos Inspiron 1100, 1150, 5100, 5150 y
5160, han interpuesto la demanda colectiva ante la Corte Superior de Ontario, y
han solicitado que la querella sea admitida a trámite por los juzgados. En su
denuncia acusan a Dell de haber sido negligente en el diseño de los portátiles,
que son susceptibles de sobrecalentamiento y de fallo prematuro en la placa
madre, con frecuencia justo después de que caduque el periodo de garantía de un
año.

El portavoz de los afectados, Thad Griffin, de Ontario, se niega a pagar la
reparación de la placa madre defectuosa, porque considera que Dell debería
haber estado al corriente del problema en el momento de venderle el ordenador.

Joel Rochon, uno de los socios del bufete que representa a los afectados, ha
informado de que está recibiendo un gran número de correos electrónicos de
personas que se quieren unir a la causa contra Dell.

Recientemente Dell ha solucionado un juicio similar que tenía pendiente en
EE.UU. y que implicaba al Inspiron 5150, pero los litigios sobre los otros
cuatro modelos aun continúan. La empresa tuvo un difícil 2006, ya que tuvo que
pasar por una investigación de la Comisión sobre Valores y Cambio de EE.UU. por
sus prácticas contables pasadas.

En el caso de la demanda canadiense, los expertos creen que tendrán
dificultades para que prospere, porque los afectados deberán demostrar que hubo
negligencia por parte de Dell sabiendo que existía un problema y no solucioná
ndolo. A pesar de esto, las acciones de Dell en
Nasdaq cayeron 31 céntimos el viernes
pasado, cerrando la semana en 26,62 dólares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor