Dell, perseguido por fraude y publicidad falsa (ampliación)

OperadoresRedes

Nueva York persigue a Dell por delitos financieros, fraude y por haber
facilitado informaciones falsas a sus clientes.

El gigante de la informática,
Dell,
está siendo noticia por ciertos escándalos financieros ocurridos en su seno y
que le están haciendo perder su liderazgo frente al fabricante HP.

En efecto, Dell está relacionado con una trama negra, que ha hecho que el
estado de Nueva York ande tras su pista. Las razones parecen estar relacionadas
con informaciones falsas que la compañía habría dado a sus clientes acerca de la
tarificación de sus productos, por mala calidad del servicio, así como por haber
intentando engañar vendiendo piezas de ocasión como si fueran nuevas y haber
intentado que los clientes cerraran sus contratos de garantía.

La acusación ser refiere también al hecho de que Dell ha recurrido a tácticas
de ” venta a precio de llamada” al efectuar la promoción de máquinas “sin
intereses” y “sin pago” antes de renunciar a una mayoría de clientes y comprende
a aquellos que se benefician de un excelente nivel de solvencia.

Además, la compañía dirigía a sus clientes hacia la división Dell Financial
Services que les proponía planes de financiación con tasas de interés que
llegaban hasta el 20%.

Por otra parte, Dell también está acusada de haber proporcionado un servicio
al cliente de pésima calidad, especialmente con aquellos que tenían contratos de
sercicio a precio fuerte.

En algunos casos, el fabricante incluso habría intentado que sus clientes
desmontaran el ordenador para retirar y reinstalar piezas, anulando después su
garantía.

“En Dell, el servicio al cliente significa nada de servicio. Los clientes de
Dell han sido inducidos a error de forma intencionada y han tenido que pagar por
obtener este privilegio. Espero que este proceso haga comprender a las pequeñas
y grandes empresas que la simple provisión de productos no es suficiente, y que
tienen igualmente que cumplir las promesas a las que se han comprometido”, ha
declarado Andrew Cuomo, abogado general del estado de Nueva York.

Para aquellos clientes que tienen garantías, la acusación se ha referido a
varios aspectos del servicio del fabricante. Por un lado, los representantes del
servicio raramente llegaban a tiempo y el servicio de asistencia telefónica
estaba frecuentemente ocupado. Por otro lado, las reparaciones se hacían con
piezas de ocasión, en lugar de emplear piezas nuevas.

Además, la división Financial Services de Dell ha sido también acusada por
haber efectuado deducciones ilegales en las cuentas de sus clientes y por haber
omitido cantidades o sumas de dinero de deuda, así como por haber acosado a sus
clientes.

Finalmente, en la acusación, Andrew Cuomo reclama a Dell y a su división
Financial Services la reparación de los daños causados a los clientes afectados
y el pago de las correspondientes penas civiles. Además, pide al fabricante que
adopte medidas para garantizar que renuncia definitivamente a las prácticas
fraudulentas e ilegales.

Fuente
original

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor