Derecho al olvido en internet: más incógnitas que respuestas

Empresas

Tras la gira de Google por Europa, siguen abiertas muchas preguntas a la hora de hacer cumplir la sentencia del Tribunal del Justicia de la UE.

El pasado mes de septiembre, Google inició una gira por Europa para debatir con expertos de los países miembros sobre el equilibrio entre la libre circulación de información y la sentencia favorable al derecho al olvido, emitida por el Tribunal del Justicia de la UE el pasado mes de mayo.

El circuito, que ha comprendido visitas a España, Italia, Francia, Polonia, Alemania y Reino Unido, ha concluido en Bruselas -donde se ha celebrado la reunión de clausura- con más incógnitas que respuestas, tal y como recoge The Guardian.

En la reunión final no han surgido ideas nuevas y muchos de los conceptos han sido reiteraciones de lo que se ha abordado a lo largo de la gira. Muchas preguntas siguen abiertas a la hora de hacer cumplir la sentencia.

El derecho al olvido y el derecho a la información son dos máximas del derecho a la intimidad, según el Convenio Europeo de Derechos Humanos (artículo 8) y la Declaración de Derechos Humanos (artículo 12), así como parte del derecho a la libertad de opinión y de expresión. Ambos derechos están sujetos a interpretación, entrando muchas veces en confrontación. ¿Cómo se puede resolver un conflicto de este tipo?

Por otro lado, la información sensible y privada del pasado tiene que permanecer en el pasado, sin embargo, la web carece de profundidad histórica. ¿Qué clase de nuevo equilibrio requiere? y lo que es más importante, ¿cómo se puede aplicar una legislación que se basa en la geografía para el espacio de la red de Internet?

Estas son algunas de las cuestiones transversales que permanecen sin conclusión y con las que los motores de búsquedas deberán seguir lidiando a la hora de afrontar la peticiones del derecho al olvido en el continente.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor