Desarrollan cables de metal líquido que se reparan solos

InnovaciónInvestigación y Desarrollo
0 0 No hay comentarios

Una investigación de la Universidad Estatal de Carolina del Norte permite crear circuitos más complejos usando únicamente un par de tijeras para cortar y reconfigurar los cables.

Un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte ha conseguido desarrollar un nuevo tipo de cable elástico, compuesto por un corazón de metal líquido y una cubierta de polímero, capaz de autorrepararse tras sufrir algún daño.

¿Por ejemplo? Tras ser cortado. Así, como suena.

“Debido a que usamos metal líquido, estos cables tienen excelentes propiedades conductoras”, comenta Michael Dickey, profesor de ingeniería química y biomolecular de dicha Universidad y coautor del artículo “Self-Healing Stretchable Wires for Reconfigurable Circuit Wiring and 3D Microfluidics”.

“Y debido a que los cables son también elásticos y autorreparables, tienen un gran potencial de uso en tecnologías que podrían estar expuestas a ambientes de alto estrés”, continúa. “Estamos entusiasmados con este trabajo porque nos permite crear circuitos más complejos y cablear circuitos existentes usando únicamente un par de tijeras para cortar y reconfigurar los cables, de tal modo que éstos se conecten de manera diferente”.

Para llegar a tal extremo, los científicos crearon canales de microfluidos rellenos con una aleación de indio y galio, creando una capa que se puede estirar.

Cuando los cables se cortan, el metal se oxida en contacto con el aire, formando una especie de piel que impide que el líquido se derrame. Y si se juntan dos extremos dañados, el metal líquido busca nuevas conexiones, rehaciendo sus enlaces moleculares.

A continuación, el vídeo de la proeza:

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor