Desayuna como Indiana Jones con tus propios cuencos para sesos de mono

InnovaciónInvestigación y Desarrollo
0 0 No hay comentarios

Es probablemente una de las más célebres y repugnante escenas de la Historia del Cine, pero no por ello deja de ser divertida. El memorable momento “cena con sorpresa” de “Indiana Jones y el Templo Maldito” ha inspirado a generaciones de amantes y detractores de determinadas singularidades gastronómicas. Hoy lo que te proponemos es que tengas en casa tu propio cuenco con forma de cabeza de mono (con tapa de los sesos desmontable, evidentemente) para comer sopa de sesos de mono… o cualquier otro manjar que te apetezca.

Desayunar en uno de estos tazones puede hacer que salgas corriendo a  vomitar (sembrando la sombra de la duda sobre si tienes un embarazo) o que arranques el día divertido y con energía, cual heróico y cosmopolita doctor Jones.

Reproducción casi exacta de los que aparecían en la película, ya solo te quedará seleccionar en qué momento del día te apetece usarlo u ofrecérselo a algún invitado. Puedes desayunar cereales con un poco de jalea o yogur con trozos de fresa o ahora que llega el calor preparar un gazpacho con sus tacos de pimiento y jamón por ahí flotando. Dejaremos al albedrío de tu imaginación la combinación de alimentos que llegue a presentar un parecido siquiera remoto con un batido de sesos de mono.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=3MgyRO3c870[/youtube]

Podemos ponerle algunas pegas. Para empezar no es barato pues cuesta $59 de manera que si planeabas dar una cena con unos cuantos comensales a los que colocarles delante uno de estos cuencos con monete ve ahorrando.

sesos de mono 1

Luego te tocará servir la comida ya caliente puesto que no pueden introducirse en el microondas. Y para acabar tampoco se llevan muy bien con el lavavajillas por lo que te tocará lavarlos a mano una vez usados.

sesos de mono 2

Esto ya va en gustos pero para algunos usuarios puede representar un problema el hecho de que la tapa del cráneo simiesco lleva pelo y claro, pelo y comida no siempre parecen combinar bien, aunque de todas maneras ya teníamos que hacer de tripas corazón con el cuenco de marras.

vINQulo

Firebox

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor