“Descartamos totalmente la posibilidad de fusión con ONO”

OperadoresRedes

El gerente de marketing residencial de R, Alberto Costas, explica que “de momento hablar de la venta de las acciones de Unión Fenosa es dar cabida a la especulación.”

La operadora de telecomunicaciones R es, como explica su gerente de marketing residencial, Alberto Costas, una de las compañías más atractivas de este mercado. “Nuestras cifras operativas y de negocio son las mejores del sector”.
Implantada sólo en Galicia, la reciente compra de Unión Fenosa por parte de Gas Natural y la posterior rumorología sobre la venta de las acciones que la eléctrica tiene en esta compañía y en Indra la ha disparado al panorama informativo estatal.
“En R participan otras empresas de gran solvencia, líderes todas ellas en otros sectores y en su mayoría afincadas en Galicia que ya nos han trasladado un mensaje de seguridad y de continuidad”, apunta Costas.
– ¿Cuáles son las características de la empresa que explican su éxito de crecimiento?
La mejora continua y la vocación de servicio de todos los que formamos parte de este proyecto, situando a los clientes como eje de cualquier decisión y sabiendo que mucha veces que quienes más aportan a la solución de un problema no son siempre los que más responsabilidad tienen, sino los que están más cerca del problema, hacen de R una empresa dinámica sin apenas burocracia y en la que cualquier opinión cuenta.
En relación a las líneas de mercado, agrupamos nuestros productos en 4 servicios: teléfono, Internet, televisión y móvil.
Su introducción en el mercado empezó en los núcleos urbanos y desde hace un tiempo han iniciado su expansión hacia los núcleos rurales, ¿cuáles son las principales características técnicas de esta expansión?
R da servicio a través de la más moderna red de telecomunicaciones, para lo que ha tenido que desplegar desde 0, empezando por las grandes ciudades donde la eficiencia del despliegue es más alta (más viviendas accesibles con menos cable desplegado).


Pero la topología de red es exactamente la misma en todas partes, ya sean poblaciones grandes o más pequeñas. Es una red en anillo con fibra óptica hasta núcleos de unos 240 hogares de media, es decir, R tiene un punto de terminación óptica cada 80 clientes más o menos, tanto en Vigo como en O Barco de Valdeorras.
– ¿Cómo salvan las dificultades geográficas y de dispersión de población típicas de Galicia?
Con más inversión, sobre todo en las redes troncales. Estamos llegando a los municipios de más de 5.000 habitantes. Más allá, para aquellos núcleos extremadamente dispersos o muy alejados de la red troncal principal, estamos evaluando alternativas tecnológicas radio.
– En este sentido, ¿han notado cambios en las características del ‘cliente tipo’ de R?
Realmente no. Un buen acceso a Internet es una demanda casi universal hoy en día. Allá donde vamos tenemos una aceptación muy similar por los servicios que prestamos en la actualidad.
– En este punto, ¿consideran que el uso del gallego como lengua vehicular de su comunicación con el cliente ayuda a ‘targetear’ su mercado?
Nos pareció una decisión natural y lógica dado que Galicia es el lugar donde R desarrolla íntegramente su trabajo. Pero siempre hacemos un uso del idioma natural y respetuoso, en absoluto excluyente. Sería absurdo.


Hablamos a la gente en la medida de los posible, tal y como ellos quieran. Son ellos quienes eligen cómo se quieren comunicar con nosotros.
– A pesar de sus buenos resultados y en medio de estos nuevos lanzamientos, Gas Natural podría vender las acciones de la compañía que adquirió al comprar Unión Fenosa. ¿Cuál cree que será el impacto que tendrá en R esta posible venta?
Unión Fenosa es obviamente uno de los principales accionistas de la compañía y que además nos ha ayudado enormemente desde su liderazgo de gestión a desarrollar todo el potencial de R, pero afortunadamente en R participan otras empresas de gran solvencia, líderes todas ellas en otros sectores y en su mayoría afincadas en Galicia que ya nos han trasladado un mensaje de seguridad y de continuidad.
Es lógico poder pensar que la transmisión accionarial de la participación de FENOSA, en caso de que se produzca no modificará en ningún modo la marcha actual de la compañía y sus planes de futuro. De todas formas, el proceso de compra de Unión Fenosa por Gas Natural llevará su tiempo, por lo que de momento hablar de la venta de estas acciones es dar cabida a la especulación.
Aunque la dirección de R no puede entrar en esta decisión. ¿Conocen ya alguna oferta clara de compra?
Ninguna fuera del ámbito de nuestros actuales accionistas.
– Una de las empresas que la rumorología de los medios económicos daba como más interesada en hacerse con este paquete accionarial es Ono. ¿Creen que una ‘fusión’ con esta empresa impulsaría el negocio de R?
Difícilmente. Por el momento nuestras cifras operativas y de negocio son las mejores del sector. No obstante, descartamos totalmente esta posibilidad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor