Desconectar en verano: vacaciones, no ‘trabajaciones’

Gestión EmpresarialTrabajo

Tras un año de duro trabajo, llega el momento de las vacaciones. Pero no es tan fácil desconectar y olvidarnos de todo hasta la vuelta. ¿Cómo podemos conseguirlo?

Una de las noticias de esta semana ha sido la decisión de Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, de no tomar vacaciones, tal y como informaba El País. Aunque no se llegue a tal extremo, cada vez hay más personas que siguen pendientes del teléfono y el correo electrónico o se van con el portátil a cuestas cuando se van de verano. Pero eso no son vacaciones, son ‘trabajaciones’.

A veces es difícil desconectar, pero el periodo vacacional tiene una finalidad: descansar, ‘recargar las pilas’, limpiar la mente y reducir el estrés para afrontar con energías renovadas el nuevo curso. Y eso es imposible si el trabajo nos persigue. ¿Cómo desconectar?

InfoJobs sugiere una serie de consejos para gestionar las vacaciones sin traumas y poder disfrutar de este merecido descanso sin que esto repercuta en nuestro trabajo. Lo primero es dejarlo todo bien atado antes de irnos, con el fin de evitar inoportunas e innecesarias interrupciones durante las vacaciones.

Si trabajamos con un equipo, el portal de empleo recomienda informar a los compañeros de la ubicación de aquellos archivos y datos importantes, dando a conocer los pasos a seguir en caso de que surjan ciertas situaciones. También aconseja establecer la definición de ‘emergencia’, acotando claramente cuándo y para qué sería admisible contactar con nosotros.

Asimismo, indica que convendría avisar a proveedores o clientes de los días en los que estaremos ausentes, ofreciendo un contacto alternativo que pueda solucionar sus dudas durante la ausencia. Y recuerda que los correos electrónicos automáticos de respuesta pueden ser muy útiles antes contactos inesperados. En estos mensajes debemos indicar la fecha de retorno y facilitar el teléfono o e-mail del contacto alternativo que haya quedado a cargo de nuestras tareas.

Una vez que nos hemos ido, hay que poner ciertos límites para que el trabajo no trastorne nuestro descanso. Si no, volveremos con la sensación de no haber logrado desconectar ni recuperar energías. InfoJobs remarca que hay que activar el ‘modo off’. No hay que ceder ante la tentación de comprobar regularmente el correo electrónico para ver qué está pasando en nuestra ausencia. Aunque no tengamos intención de responder o haya otras personas que se vayan a hacer cargo de ellos mientras que no estamos, leer los mensajes hará que pensemos continuamente en ellos, aumentando el nivel de estrés. Y más aún si tenemos en cuenta que no vamos a ser nosotros quienes gestionemos dichos asuntos. En caso de tener un teléfono de trabajo, aconseja dejarlo en casa o en el hotel. Y en caso de que se decida consultar, recomienda hacerlo sólo en los horarios que se hayan fijado de antemano para ello.

El portal de empleo también insiste en que hay que disfrutar de este tiempo de asueto combinando relax y actividad. Aunque el ‘dolce far niente’ pueda estar muy bien para los primeros días, tener cierta actividad en cuerpo y mente es muy beneficioso para lograr la desconexión deseada.

Finalmente, si somos un caso perdido y no vamos a ser capaces de desconectar totalmente o no queremos dejar de estar al tanto de lo que sucede en el trabajo, InfoJobs considera conveniente planificar un horario para consultar y responder e-mails o para realizar o recibir llamadas. La primera hora de la mañana puede ser una buena opción. Eso sí, en caso de viajar con amigos o familiares, habrá que informarles de estos planes de trabajo, con el fin de poder concentrarnos en ello y disfrutar del resto del día para el ocio.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor