Descubren toxina botulínica tan mortal que no desvelarán su composición hasta encontrar la antitoxina

Seguridad
0 0 No hay comentarios

En dosis elevadas el bótox que algunas personas se inyectan para rejuvenecer es capaz de provocar la muerte, y de esa misma familia científicos del Stanford Medical School han descubierto la que no han dudado en describir como la sustancia más mortal conocida por el hombre. Tan peligrosa es que han decidido no dar a conocer al resto de la comunidad científica su secuencia genética hasta que no hayan encontrado el antídoto.

La toxina, que procede de la bacteria Clostridium botulinun, tiene una capacidad letal tan elevada que una inyección conteniendo una dosmilmillonésima parte de un gramo o la inhalación de una milmillonésima parte de un gramo podría matar a un adulto. Una cucharada vertida en el suministro de agua de una ciudad podría ser catastrófica.

Esta toxina bloquea los procesos químicos que permiten que funcione el sistema nervioso, causando el botulismo y provocando la muerte por parálisis. David Reldman, científico a cargo del equipo que ha descubierto esta sustancia, la define como un “claro y potencial riesgo para el ser humano”.

Hasta el momento se conocen siete tipos de toxinas potencialmente peligrosas de la toxina botulínica pero este octavo tipo, denominado H, podría ser el más mortal de todos y además convertirse en la sustancia más mortal conocida por el hombre debido a la ínfima cantidad necesaria para provocar la muerte. De ahí las precauciones a la hora de no revelar la secuencia genética de la misma hasta que  no se haya logrado sintetizar una antitoxina capaz de contrarrestar sus efectos en prevención de posibles ataques terroristas como el consiguió provocar la secta Aum en Tokio con gas sarín.

vINQulo

New Scientist

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor