Desenterrar cables submarinos, la última forma francesa de protesta

DespidosEmpresasGestión Empresarial

Los trabajadores de Alcatel Lucent desenterraron en una playa bretona un cable submarino internacional para mostrar su disconformidad ante 250 despidos.

Los trabajadores franceses han demostrado en los últimos tiempos una enorme capacidad imaginativa para protestar contra las reducciones de plantilla que afectan a las empresas TI asentadas en el país. Secuestrar al jefe se ha convertido en una de las últimas formas de protesta, así como en una de las más llamativas y que más atención han captado en los medios, como bien pueden decir Sony o 3M.
Alcatel Lucent es otra de las compañías que han anunciado recortes de plantilla. En su caso, los trabajadores han optado por algo menos dramático pero igualmente llamativo. Los empleados se han concentrado en una playa bretona y han desenterrado un cable submarino de comunicación transatlántica, un gesto con el que han buscado denunciar tanto su situación como la fragilidad de las comunicaciones con ultramar.
“Podemos intervenir de forma concreta sobre elementos de esta red, pero es posible hacerlo mucho peor haciéndolo de forma informática”, explica aún así el delegado salarial, Christian Méheust, como recoge Libération.
En Bretaña, 250 de los 900 empleados de una fábrica en Rennes perderán su trabajo mediante el sistema de baja voluntarias. En total, 850 trabajadores de Alcatel Lucent en Francia tendrán que dejar su puesto de trabajo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor