Desmontando las leyendas urbanas sobre las gangas en Internet

Cloud

¿Quieres lanzarte a las rebajas online pero no sabes cuáles son tus derechos? Desde Trusted Shops nos explican qué debemos esperar en cuestión de devoluciones, reclamaciones, cambios y retrasos.

A medida que Internet va extendiendo su presencia por más zonas del mundo, los usuarios están perdiendo miedo a realizar ciertar actividades al amparo de las herrmaientas online. Entre ellas, comprar productos y contratar servicios.

Fuente-Shutterstock_Autor-Maxx-Studio_precioPero la popularización del comercio online no significa que los internautas lo sepan todo sobre sus derechos.

La firma Trusted Shops advierte de que todavía pululan ciertos mitos que llevan al engaño en cuestiones de adquisiciones en la Red. ¿Por ejemplo? Su experto legal en España Rafael Gómez-Lus analiza cuatro leyendas urbanas que es recomendable desmitificar ahora que estamos en tiempo de rebajas:

1. “Por lo general, las gangas online quedan excluidas de la devolución”. Falso. Una compra online tiene garantías de devolución, al igual que aquellas que se realizan en el comercio físico e incluso cuando se haya aplicado un descuento en el precio original. Este plazo es de 14 días y debe ser señalizado en todo momento por quien realiza la oferta.

2. “El vendedor online puede reembolsar el importe de compra en forma de vale en caso de una reclamación por mercancías defectuosas”. También falso, o falso a medias. Si el pedido llega a casa del comprador en mal estado, éste puede hacer uso de la garantía para que se lo arreglen o se lo remplacen por otro. La devolución del dinero entrará en juego “si el tipo de restitución seleccionada por el consumidor no ha tenido éxito dos veces consecutivas”, dice Gómez-Lus, añadiendo que nadie tiene que “conformarse con un vale”. Se debería esperar el reembolso de lo abonado “en el método de pago que [cada uno] haya utilizado”.

3. “Si la entrega de la mercancía se retrasa, el comprador online sólo puede esperar”. Otra vez falso. Del mismo modo que la tienda de Internet tiene que dejar claro el derecho de devolución, también está en el deber de aclarar cuáles son los plazos de entrega cuando los pedidos no se encuentran en stock, ya sea con cifras de días exactos o estimados. Por lo tanto, si se ignora el plazo previsto, se “emplaza al empresario a un plazo de entrega adicional, y éste lo incumple, el consumidor podrá resolver el contrato”.

4. “Cuando se compran mercancías, éstas siempre pueden ser cambiadas”. Repetimos: falso. Muy a pesar de los consumidores, desde Trusted Shops explican que “no existe un derecho legal de cambio”. Las compras online siempre se pueden devolver, pero no es posible aplicar modificaciones en la mercancía si más tarde se cambia de opinión.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor