Las deudas ahora se cobran por sms

EmpresasOperadoresRedes

Las compañías empiezan a confiar en el sms certificado para reclamar pequeños impagos: los bancos han visto como el éxito de recobro aumentaba en un 30%.

Si abre su móvil y recibe un texto informándole de su último impago e indicándole el camino para el pago o la refinanciación del mismo no se asuste: se encuentra ante la nueva vía de comunicación y ante la respuesta más moderna y high tech a uno de los problemas más viejos del mundo.

España es uno de los países con mayores problemas de impagos y morosidad de la eurozona, lo que ha creado un boom de diferentes negocios asociados al cobro de pagos atrasados. Además de bomberos, toreros y frailes cobradores, un nicho más de negocio y uno totalmente tecnológico se ha visto beneficiado por la situación: el de las compañías de envío de mensajería.

Como explican desde Lleida.net, las compañías tienen que reclamar a veces pequeñas deudas que no compensan el gasto del envío de la reclamación. “En cuantías pequeñas, intentar cobrar por carta certificada es ridículo”, apuntan desde la firma. Por ello sus soluciones de mensajes móviles certificados se han convertido en una respuesta para estas pequeñas cuantías.

Las deudas ahora, por tanto, se cobran vía sms. Los morosos reciben en sus móviles un mensaje alertándole sobre su situación irregular y, en ocasiones, ofreciéndole las herramientas para saldar su impago. El coste para la empresa emisora es de 80 céntimos, el ahorro de tiempo es elevado y al envío se suma la justificación de recepción, ya que el servicio que ofrece Lleida.net es el de sms certificado.

Los sms certificados son exactamente iguales a una carta certificada, sólo que más barata y más TI. Una plataforma tecnológica garantiza la emisión y recepción del texto con la misma seguridad que la que puede ofrecer Correos y contando con la misma validez legal que un envío tradicional, sólo que con un mayor porcentaje de recepción.

Las cartas se pierden, mientras los mensajes de texto con acuse de recibo siempre llegan. La respuesta es muy elevada: en el caso de las entidades bancarias que utilizan esta tecnología en la reclamación de pequeños impagos “han aumentado hasta un 30% el éxito de cobro”.

Desde la compañía confirman que el sms para finiquitar impagos está “funcionando muchísimo”, gracias al ahorro de costes y dinero.

Además de ser completamente legal y tener una validez jurídica asegurada, el envío de recuerdos del cobro vía mensaje es una forma limpia y en cierto modo no invasiva del recuerdo de pago, especialmente en los tiempos que corren. La asociación de consumidores FACUA acaba de hecho de alertar del auge en las prácticas ilegales por parte de las empresas de gestión de cobros. El envío del sms queda, por así decirlo, entre el deudor y su adeudador y soluciona de forma rápida el problema.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor