Deutsche Telekom “cumple” en su último informe financiero

Empresas

Cierra 2010 con un balance similar al del año 2009.

La compañía de telecomunicaciones alemana cerró el año 2010 con unos resultados financieros que se mantienen en la línea de lo esperado. La compañía obtuvo unos ingresos netos de 62.400 millones de euros, un 0,4% superiores a los recaudados en 2009. Sin embargo, la cifra se ha visto empañada por las inesperadas pérdidas del cuarto trimestre, cuando Deutsche Telekom perdió 582 millones de euros que desde la compañía achacan a costes de depreciación y una nueva tasa que grava a los operadores de telecomunicaciones en Hungría.

La crisis económica también ha complicado la implantación de la firma en Grecia y Rumanía, aunque la consolidación en los mercados polaco y holandés evoluciona de manera “muy positiva”. La situación se vuelve más optimista en Estados Unidos gracias al crecimiento de T-Mobile, que ha cosechado un crecimiento del 25,5% por usuario desde el año pasado, debido en parte al crecimiento de líneas de smartphones en la red de T-Mobile, que ha recaudado unos ingresos totales de 21.300 millones, en la línea de las cifras de 2009.

Según Rene Obermann, jefe ejecutivo de Deutsche Telekom, “hemos registrado buenas cifras en 2010. Tuvimos que avanzar contracorriente a causa de la situación económica y de nuevos impuestos en varios países, además de una cruda competencia. Estoy particularmente satisfecho con el ligero aumento de nuestros ingresos”. La compañía espera mantener sus ganancias “casi” estables a lo largo de 2011.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor